27 Feb 2022

Sea instrumento de conversión en la vida de los hermanos

“Les hizo también esta comparación: “¿Puede un ciego guiar a otro ciego? ¿No caerán los dos en un pozo? El discípulo no es superior al maestro; cuando el discípulo llegue a ser perfecto, será como su maestro. ¿Por qué miras la paja que hay en el ojo de tu hermano y no ves la viga que está en el tuyo? ¿Cómo puedes decir a tu hermano: “Hermano, deja que te saque la paja de tu ojo”, tú, que no ves la viga que tienes en el tuyo? ¡Hipócrita, saca primero la viga de tu ojo, y entonces verás claro para sacar la paja del ojo de tu hermano” (Lc 6, 39 – 41 – 42).

Existe una reacción común a todos nosotros, y la psicología explica muy bien: proyectar en los demás lo que no aceptamos o aquello que nosotros traemos dentro de nosotros. Es un mecanismo de defensa llamado: proyección. La defensa de nuestro ego, muchas veces, pierde la capacidad de esta transformación interior. Además de ser un mecanismo de defensa, a nível psicológico, es un pecado contra la fraternidad porque yo dejo de mirar para aquello que necesito corregir en mí y pongo el ojo sobre la vida de mis hermanos.

Muchas veces, odiamos y repudiamos determinados defectos en nosotros, pero nosotros manifestamos esta insatisfacción solo cuando vemos el mismo defecto en los demás. Muchas veces, nuestra consciencia se va deteriorando y perdemos la capacidad de estar insatisfechos con nuestro comportamiento y estamos insatisfechos con el comportamiento del otro. Queremos ser maestros del mundo entero, pero no somos maestros de nosotros mismo, no somos capaces de educar nuestra propia personalidad, nuestro corazón para el camino de santidad.

Después que nosotros pasamos por esta etapa de conversión y de transformación, podemos ser sí instrumento en la vida unos de los demás

La rigidez que, muchas veces, algunas personas tiene sobre el otro, puede ocultar las áreas de nuestra vida que aún no fueron trabajadas por la gracia de Dios. Determinados muros, que se levantan, pueden ocultar debilidades que alguien no esta dispuestos a solucionar dentro de sí. ¡Entonces, mucha atención! Basta percibir sobre lo que están fijados nuestros juicios y veremos cuanta cosa dentro de nosotros no esta aún resuelta, no fue aún lograda por la cruz de Cristo y estamos impedidos de mirar eso dentro de nosotros. El primer movimiento es dentro, el primer movimiento es con nosotros: “Quita primero la viga de tu ojo”, mire para dentro de sí, mire para dentro de tu realidad y mire cuales son las actitudes que yo necesito corregir de mí.

Cuando sacudimos el polvo – dijo el libro del Eclesiastico – quedan en ella solo los refugios; así los defectos de un hombre aparecen en su hablar. Como el horno prueba los vasos de alfarero, así el hombre es probado en su dialogo. El fruto muestra como fue cultivada el árbol; así, la palabra muestra el corazón del hombre. No elogies a nadie, antes de escucharlo hablar; pues es en el hablar que el hombre se revela (Eclesiastico 27, 5-8). Esta sabiduria divina nos enseña, en primero lugar, a mirar para dentro de nosotros. Por supuesto, después que nosotros pasamos por esta etapa de conversión y de transformación, podemos ser sí instrumento en la vida unos de los demás, pero eso primero necesita ocurrir dentro de nosotros.

Pidamos al Señor, en este día consagrado a Él, que Él nos ayude en la fuerza de Su Espíritu a hacer ese movimiento de conversión personal para convertirnos instrumento en la vida de nuestros hermanos.

Sobre todo vosotros, la bendición de Dios todopoderoso. Padre, Hijo y Espíritu Santo. ¡Amén!


Padre Donizete Ferreira

Sacerdote da Comunidade Canção Nova.

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.