16 Jan 2021

Reconozcamos nuestros pecados

“Jesús los oyó y les dijo: No es la gente sana la que necesita médico, sino los enfermos. No he venido a llamar a justos, sino a pecadores” (Mc 2, 17).

Así como es una gracia reconocer que somos pecadores, es importante que ese reconocimiento sea autentico y verdadero, saber que el pecado esta en nosotros. Es muy importante también reconocer que somos enfermos, aún que nuestra meta sea la santidad, aún que nuestra meta sea ser personas sanas.

No vamos ser sanos ni santos, si no miramos para nuestra condición del modo que ella es. Nuestra condición de pecador esta allí, nuestros pecados están delante de nosotros; y no vamos vencer y combatir ningún pecado si no reconocemos.

A veces, ignoramos el pecado o nos conformamos con él. Y más que eso, tu puedes decir: “No cometo aquellos pecados que los demás cometen”, y entramos en una medida comparativa cuando, en realidad, necesitamos conocer a nosotros mismo, reconocemos nuestra propia condición, reconocemos que el pecado esta delante de nosotros.

Solo lo que es reconocida que puede ser tratado, solo aquello que es asumido que puede ser sanado y liberto. Si me reconozco como pecador y reconozco mi pecado, la gracia de Dios ya esta para libertar, me perdonar, ayudarme a vencer la fuerza que el pecado ejerce en mí. Pero si ya me considero justo, si considero que mis pecados son pequeños, insignificantes y no hay importancia alguna, ellos comienzan a hacer parte de mí, se incorporan en mi vida y no salen porque no doy la debida importancia a ellos.

Nuestros pecados están delante de nosotros; y no vamos vencer y combatir ningún pecado, si no lo reconocemos

Con nuestra salud es del mismo modo, desgraciadamente, muchas personas dejan para reconocerse enfermos cuando están en un grado elevado de enfermedad, cuando la enfermedad ya representa una amenaza a la vida de la persona. Necesitamos reconocer las debilidades en nuestra salud y comenzamos por nuestras debilidades emocionales que son muchas.

¡Como somos debilitados, emocionalmente hablando, y como nosotros necesitamos de médico, de cuidado, necesitamos dar atención a nuestra salud como nadie! A veces, nos miramos físicamente en el espejo y pensamos ser aquella persona fuerte y bonita, nosotros nos engañamos y nos iludimos y no miramos que, por tras de todo eso, existe verdaderas debilidades, especialmente emocionales, que necesitan ser cuidadas y tratadas.

Cada uno de nosotros, empezando por mí, como necesito ser cuidado, como necesito realmente cuidar de mi salud física, emocional, psíquica, espiritual y psicológica. Si me reconozco enfermo y pecador, Dios está aquí para cuidar de mí, pero el primero paso para la cura es reconocer mi enfermedad; el primer paso para la gracia de santificación es reconocerme pecador.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.