03 Jan 2021

Reconozcamos Jesús como nuestro único Salvador

“Al entrar a la casa vieron al niño con María, su madre; se arrodillaron y le adoraron. Abrieron después sus cofres y le ofrecieron sus regalos de oro, incienso y mirra” (Mt 2, 11-12).

Hoy, tenemos la gracia de celebrar a Epifanía del Señor, la manifestación de Dios al mundo, porque quien tiene la gracia de recibir Jesús es Sus padres en primer lugar; es María el lugar de la morada de Dios; es José su padre adoptivo, es esta familia sagrada que puede, en primer lugar, reconocer, adorar y amar la presencia de Dios en nuestro medio, reconociendo Jesús como Señor y Salvador.

Jesús vino como luz, y la luz de Él vino para brillar sobre la vida de todos los hombres y mujeres, por eso Dios se manifiesta para Su familia y también para aquellos que están lejos, y los que están lejos son representados, justamente, por los magos que van al encuentro de Él.

Cuando encuentran Jesús, eses magos se postran delante de Él para adorarlo, ellos se arrodillan en la presencia del Señor y, una vez que adoran, reconocen a Él como Señor y Salvador. Los magos representan todos los hombres y mujeres con sed de Dios, con sed de encontrar la única verdad que salva.

Cuando nuestro corazón se vuelve para amar Jesús como único Salvador, Él nos va dar la dirección que nuestra vida necesita

Que nuestro corazón este cada vez más sediente y hambriento de conocer y encontrar la verdad. Y no hay verdad que nos salva que no sea Jesús, no hay verdad que nos liberta que no sea Jesús.

A veces, percibimos, en los tiempos en que estamos viviendo, las personas gastando sus energías, su intelecto y sus fuerzas en busca de un sentido para la vida, y eso ocurre de varias formas; yo incluso oriento, pero no puedo guiar a ellos, sino para que podamos ir al encuentro de Jesús.

Es a los pies de Él que esta a nuestra salvación, es a los pies de Jesús que esta el sentido de nuestra vida. Necesitamos mucho, a ejemplo de los magos, suplicar a Dios que nos conceda un corazón adorador, un corazón que ame y se vuelva, un corazón que no haya ninguno otro amor en primer lugar, solo Jesús.

Nos encontramos muchas veces perdidos en la vida, porque ponemos otros amores delante, al lado o en el lugar de Jesús. Cuando nuestro corazón se vuelve para amar y adorar Jesús como único Señor y Salvador, Él va dar la dirección y la luz de que nuestra vida tanta necesita a cada día.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.