17 May 2022

Desee ser un portador de la paz de Cristo

“Les dejo la paz, les doy mi paz, pero no como la da el mundo. ¡No se inquieten ni teman! Me han oído decir: «Me voy y volveré a ustedes». Si me amaran, se alegrarían de que vuelva junto al Padre, porque el Padre es más grande que yo” (Jn 14, 27-28).

Miren, mis hermanos, la gracia que el Señor nos conceda. Mira lo que Él nos deja como gracia, como testamento: “Les dejo la paz, les doy mi paz, pero no como la da el mundo”; la paz de Jesús, la paz verdadera. Sabemos que la paz, en la concepción mundana, quiere decir: problemas resueltos, ausencias de conflictos, las dificultades fueron superadas y nosotros tenemos paz. Eso es herencia del Imperio Romano, porque existia aquella máxima de la Pax Romana, que era, justamente, la ausencia de los conflictos, donde Roma tenía su imperio, tenía dominio. Entonces, era no permitir que los conflictos emergen.

El requisito que el mundo da para la paz son condiciones favorables. El requisito es una realidad tranquila y serena, sin ningún tipo de perturbación, pero ahora esta no es la paz que Jesús vino traer, esta no es la paz, porque la paz de Jesús es la compañía de una persona, porque la paz es Jesús.

Viva, en este mundo, como portador de la verdadera paz, que solo Cristo puede darnos

Lee más: 
.:Secreto para la madurez: “hacerse responsable”
.:Oración al Padre de las Misericordias

La palabra “paz” viene de “shalom”, Jesús es el shalom del Padre, y justamente Jesús, en Su persona, trae para nosotros la verdadera paz, porque, en la compañia de Él, nos sentimos amados, sentimos protegidos y acompañados incluso en medio de las tribulaciones. Por eso podemos tener exteriormente tempestades, adversidades, problemas y conflictos. Exteriormente, alrededor de nosotros, pueden existir estas realidades, pero dentro de nosotros tenemos paz, porque tenemos con nosotros el Principe de la Paz que es Jesús, el shalom del Padre.

Es importante tomarnos posesión de la vida de Cristo, es importante cultivarnos nuestra amistad con Cristo, nuestra intimidad con Él para que, en medio de este mundo conflituosa, permanezcamos en paz.

Desee, hoy, la paz de Cristo; de, hoy, esta paz de Cristo para alguien, sea la paz de Cristo donde estes, porque, a pesar de nuestras adversidades, a pesar de nuestras tribulaciones – y talvez estes siguiendo, hoy, una tribulación o una tempestad – , podemos permanecer en paz dentro de nosotros, porque Cristo está ahí.

Abraza, hoy, la paz de Cristo, sea la paz de Cristo para alguien; viva, en este mundo, como portador de la verdadera paz que solo Él puede dar.

Sobre todos vosotros, la bendición de Dios Todopoderoso. Padre, Hijo y Espíritu Santo.

¡Amén!


Padre Donizete Ferreira

Sacerdote da Comunidade Canção Nova.

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.