11 Sep 2021

Produzcamos los mejores frutos en nuestro corazón

“El hombre bueno saca el bien del tesoro de bondad que tiene en su corazón. El malo saca el mal de maldad, porque de la abundancia del corazón habla la boca” (Lc 6, 45).

Se conoce el árbol por los frutos que nosotros damos en la vida comienzan por nuestra boca, por aquello que nosotros hablamos, por aquello que nosotros expresamos. Y aquello que hablamos es lo que nos retemos, que nosotros guardamos, es aquello que acumulamos dentro de nuestro corazón. Por eso, necesitamos cuidar para que, dentro de nuestro corazón, seamos hombres y mujeres buenos. Y lo que nos convierte buenos o malos es lo que guardamos dentro de nosotros.

Es verdad que quien tiene un buen tesoro tiene siempre el buen para sí mismo y para llevar para los demás, pero quien conserva cosas malas, quien guarda cosas malas, se va convirtiendo una persona mala también en sus actos, en sus actitudes, en aquello que hace y en aquello que habla. Por eso, necesitamos permitir que la Palabra de Dios convierte nuestro corazón a cada día, para sernos personas buenas y para producirnos buenos frutos.

Cuide de tu corazón para que él produzca los frutos más sabrosos por donde tu pasas

De tu boca debe salir la palabra que edifica, que cura, que hace el bien, que renueva, pero, muchas veces, lo que sal de dentro de nosotros son cosas negativas y destructivas, son nuestras tristezas mal resueltas, nuestros resentimientos acumulados, son las cosas estropeadas que están dentro de nosotros que ponemos para fuera. No podemos guardar lo que esta viejo y estropeado, no podemos guardar lo que es malo y negativo, podemos incluso intentar ocultar, pero, cuando menos imaginamos, estamos poniendo para fuera.

Para sernos buenos, tenemos que purificarnos del mal; para realizarnos el bien, tenemos que realmente arrancar el mal de dentro de nosotros, porque necesitamos producir buenos frutos, necesitamos realmente ser un árbol que da frutos que expresan la conversión de Dios en nuestra vida.

Cuida del árbol que tu eres, cuida de tu corazón, cuida para que él produzca más sabrosos por donde tu pasas. Donde tu estás: sea la presencia amorosa de Dios.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.