26 Jan 2018

Necesitamos reavivar la llama que esta en nosotros

Dios enciende la gracia de la llama en nosotros, tenemos que cuidar para que esta llama no se apaga

“Por eso te recomiendo que reavives el don de Dios que has recibido por la imposición de mis manos. Porque el Espíritu que Dios nos ha dado no es un espíritu de temor, sino de fortaleza, de amor y de sobriedad” (2 Tim 1, 6-7).

Hoy celebramos los santos Timoteo y Tito; obispos, discípulos de Pablo y, por encima de todo, seguidores de Nuestro Señor Jesucristo. Pablo escribió dos cartas a Timoteo y una a Tito, ricas en enseñanzas para nuestra vida cristiana. Encontramos, tanto en una carta como en la otra, Pablo exhortando, reanimando, dando vida a eses dos compañeros para que se mantuvieran firmes en la predicación del Evangelio, para que no dejen apagar la llama de la gracia de Dios, que un día el propio Pablo encendió en el corazón de ellos.

Esta es nuestra misión: Dios enciende la gracia de la llama en nosotros, la llama del Espíritu. Tenemos que cuidar para que esta llama no se apague, porque vienen muchos vientos contrarios, y ellos no tienen más fuerza de lo que la gracia de Dios.

Muchas veces cedemos a los vientos contrarios, no calentamos, no inflamamos el fuego de la gracia de Dios que esta en nosotros. Pasamos por muchas tribulaciones, situaciones difíciles en la vida; pasamos por tempestades en la vida, pero es ahí que necesitamos de la gracia. No es para pasar por la tempestad con la llama apagada, no es para pasarnos por las tribulaciones desanimados y tristes.

Cuando pasamos por momentos difíciles en la vida necesitamos reavivar, aún más, la gracia de Dios que esta en nosotros. Pablo no quería que sus discípulos, Tito y Timoteo, desanimen de la misión evangélica que les fue confiada.

Dios no nos quiere desanimados, Él quiere que esa llama esté tan viva, encendida en nosotros. Pero, también, desea que reavivemos en aquellos los cuales dejaran esa llama apagar. Que la llama de la gracia esté viva, encendida en el corazón de cada uno de nosotros.

No seamos causa de desanimo, seamos causa de animo para nuestros hermanos. No permitamos desanimar y ni desanimemos en el seguimiento de Nuestro Señor y Salvador Jesucristo.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote da Comunidade Canção Nova, jornalista e colaborador do Portal Canção Nova.

https://www.facebook.com/pe.rogeraraujo/?fref=ts

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.