17 Feb 2021

Necesitamos ejercer el amor caridad

“Guárdense de las buenas acciones hechas a la vista de todos, a fin de que todos las aprecien. Pues en ese caso, no les quedaría premio alguno que esperar de su Padre que está en el cielo” (Mt 6,1).

En la sociedad de las apariencias, que es el mundo en que vivimos, muchas veces nos preocupamos con lo que es aparente, y no con lo que es real, esencial y verdadero. Por eso, comenzando este tiempo de la gracia, que es el Tiempo Cuaresmal, somos llamados por Dios a dejar todas nuestras máscaras y fantasías, a dejar todo lo que no es autentico en nuestra vida para purificarnos por la gracia de Dios.

Como esta nos diciendo la profecía de Joel, el importante no es alguien romper las vestes, pero romper el corazón, dejar todo en la presencia de Dios, para que este corazón sea renovado y purificado por el amor divino.

Aquel que se relaciona con Dios se relaciona por la vía de oración verdadera y autentica, aquella oración que es hecha en secreto. Sí, hacemos muchas oraciones que son públicas, y ellas tiene su valor, pero la oración que agrada a Dios es aquella en que nos retiramos para nuestro interior, para nuestra habitación, un lugar donde estamos solo con Dios. Necesitamos, más que nunca, mejorar en la oración personal, en la oración en que nosotros nos ponemos en la presencia del señor Nuestro Dios.

El amor caridad no es el amor a quien elegimos amar, pero, con el Espíritu de Cristo, amamos a todos cuidando

Necesitamos corregir muchas cosas en nosotros, por eso la penitencia es un camino de conversión en las propias malas inclinaciones que tenemos dentro de nosotros, en los pensamientos, en el sentimiento; y una de las penitencias con seguridad recomendadas es el ayuno.

No hagamos ayuno para hacer propagando, no hagamos ayuno para engrandecer, hagamos ayuno para penitenciarnos y, especialmente en este tiempo, para ejercernos el autodominio y el autocontrol. ¡Como necesitamos de la práctica del ayuno! Necesitamos lograr los frutos del ayuno en la vida. La disciplina en la lengua, en la mirada; la disciplina de los oídos, de los sentimientos, de los afectos. Por eso, el ayuno debe ser cada vez más un elemento purificador de nuestra alma y de nuestros sentidos.

A nuestro lado están los hermanos que necesitan de nosotros, y nosotros necesitamos cuidar unos de los de otros, a comenzar por los que están más cerca, en nuestra convivencia y en nuestra familia. Pero a nuestro lado existen muchas personas sufriendo, padeciendo, y necesitamos ejercer el amor caridad, que es el amor cuidado, amor responsabilidad, que no es el amor a quien elegimos amar, pero con el Espíritu de Cristo amamos a todos cuidando.

La limosna es una expresión de caridad que significa: cuidar de lo que el otro necesita, pero no es aquella limosna donde damos alguna cosa que resto, que no queremos más, donde queremos librarnos de persona. Necesitamos convertirnos para saber cuidar de los dolores y de los sufrimientos de nuestros hermanos.

¡Que, en este Tiempo Cuaresmal, Dios rompa nuestro corazón para que Su gracia nos convierta! ¡Una buena y santa Cuaresma a todos nosotros!

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.