04 Apr 2022

Permita que la luz de Cristo ilumine tu corazón

“Jesús les dirigió una vez más la palabra, diciendo: Yo soy la luz del mundo. El que me sigue no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la Vida. Los fariseos le dijeron: Tú das testimonio de ti mismo: tu testimonio no vale. Jesús les respondió: Aunque yo doy testimonio de mí, mi testimonio vale porque sé de dónde vine y a dónde voy; pero ustedes no saben de dónde vengo ni a dónde voy” (Jn 8, 12-14).

Fuertes esta afirmación: “Sé de dónde vine y a dónde voy”, ese es el testimonio de Jesús que deja los fariseos y los maestros de la Ley totalmente desconcertados. Porque, desgraciadamente, aquellos hombres habían perdido la consciencia de quien ellos eran, de donde venían y para donde iban. Y Jesús cuando hace está afirmación: “Sé de dónde vine y a dónde voy”, nos trae, en verdad, una gran iluminación para nuestras consciencias.

Que bendición si nosotros llegásemos a ese punto, de saber de donde nosotros venimos y para donde nosotros estamos caminando, conocer la proveniencia y del destino. Eso definirá seguramente nuestra forma de soportarnos hoy y el ahora. Porque sé de mi origen, sé de mi esencia y sé también mi meta, sé para donde camino. Eso todo, eso ayudaría seguramente nuestra forma de actuar, nuestra forma de soportarnos, nuestra forma de tomar nuestras decisiones, todo tendría como base eso.

Cuando reflexionaba sobre eso, deseaba para mí y también para todos aquellos que ahora están oyendo esta homilia: que también pudiesen decir esto: “Sé de dónde vine y a dónde voy”.

Algunas personas, desgraciadamente, llegan a esta conclusión solo en el momento del lecho de muerte, solo en el último momento de vida muchas personas se encuentran definitivamente con la propia verdad. Algunos encuentran eso en el momento del dolor, en el momento de una enfermedad, algunos encuentran eso en el momento de conversión cuando se dan cuenta de una vida equivocada, de un pecado y quieren la gracia de Dios. Algunos se dan cuenta de eso después de un error o después de una caída, y existe una situación que viene y deja esta persona totalmente desconcertada y ella realmente toma consciencia de donde viene y para donde vá.

¡Jesús es la luz! Y seguir a Él es la garantía de vivir también esta experiencia, de saber quien nosotros somos

¿Quien es que puede darnos eso? ¡Quien es que puede darnos esta posibilidad, de saber de donde venimos y para donde vamos? ¡Jesucristo! Y Él presenta así en el comienzo del Evangelio que el padre ha leído: “ Yo soy la luz del mundo. El que me sigue no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la Vida”.

¡Mira, que fuerte esta afirmación! ¡Jesús es la luz! Y seguir a Él es la garantía de vivir también esta experiencia, de saber quien nosotros somos, de donde venimos y para donde caminamos. Porque la luz de Cristo va iluminar cada paso de nuestra vida, cada realidad de nuestra vida tendrá en Jesucristo ese apoyo, esta seguridad.

Podemos caminar, podemos seguir en la dirección correcta porque Jesús nos abrió este camino. Apartir de esta afirmación de Jesús, que no es solo para Él, es también para todos nosotros, yo y tu también podemos caminar con seguridad. Vamos caminar en dirección a la Pascua de Cristo, vamos seguir en la dirección de una vida nueva, vamos seguir en la dirección de realidades nuevas para nuestra vida, una nueva forma de vivir.

Cristo nos ilumino, la luz de Cristo entro en nuestros corazones, entro en nuestra vida para hacernos totalmente nuevas. No dejes esta oportunidad pasar, agarre hoy. Que, hoy, esta verdad sea impregnada realmente en tu corazón con letras de fuego. Y que tu puedas vivir, todos tus días, sabiendo que vino de Dios y para Él, un día, tu vas a volver.

Sobre todos vosotros, la bendición de Dios Todopoderoso. Padre, Hijo y espíritu Santo. ¡Amén!


Padre Donizete Ferreira

Sacerdote da Comunidade Canção Nova.

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.