02 Nov 2020

Para aquellos que están en Cristo hay vida en plenitud

“Esta es la voluntad de mi Padre: que el que ve al Hijo y cree en él, tenga Vida eterna y que yo lo resucite en el último día” (Jn 6,40).

Celebramos, hoy, todos los fieles fallecidos. Son nuestros hermanos, nuestras hermanas que partirán de esta vida, dejaran en nuestro corazón nostalgia, llevaran un pedazo de nosotros, dejaran un pedazo de ellos aquí dentro de nosotros.

Más que nostalgia, hoy es día de celebrarnos la vida, porque la vida de quien esta en Dios no perece, por el contrario, ella se planifica. Entonces, estamos hoy viviendo la comunión con nuestros hermanos. Y aquí podemos recordar muchas personas, tenemos nuestra lista de parientes, amigos, personas queridas que hicieran parte de nuestra vida, de nuestra comunidad, para la cual queremos realmente hacer memoria. Primero, por la oración, porque la forma más linda de vivir la comunión de los santos es por intermedio de la oración.

Entonces, nosotros Iglesia, que militamos aquí en la Tierra, queremos hacer comunión con aquellos que están en la Iglesia aún padeciendo, están se purificando en el purgatorio. Nuestra oración, hoy, es por esos nuestros hermanos.

Celebrar el día de hoy es una oportunidad para que nuestra vida, cada vez más, nos muestra para la presencia de Dios

La Eucaristía que rezamos, la visita al cementerio que realizamos, es una obra de misericordia profunda, un gesto de amor y comunión. Aquellos que partirán de esta vida no mhan muerto, están en nosotros. Después, es recordarnos que nosotros también estaremos un día necesitando recibir la oración de aquellos que quedaran.

Es el momento también de reflexionar nuestra propria vida y, a cada día, cuidarnos mejor de ella, no por miedo de la muerte, pero por reverencia a la vida eterna que Dios preparo para nosotros. Para aquellos que están en Cristo no hay muerte, para aquellos que están en Cristo Jesús hay vida en plenitud.

Celebrarnos la vida de los nuestros que fueran con nostalgia, muchas veces, aún con dolor, pero sin jamás perder la esperanza, la fe, la confianza en lo que es la eternidad feliz junto de Dios, pero también poniendo nuestra conciencia en un punto de reflexión: ¿Cómo están nuestros actos y nuestras actitudes para que nuestra vida corresponda siempre la eternidad feliz que anhelamos?

No tengamos miedo de la muerte, el único miedo que podemos tener es de no tener la vida en Dios. Por eso, celebrar el día de hoy es una oportunidad para que nuestra vida, cada vez más, siga para la presencia y el amor de Dios, porque quien esta en Dios no conoce el abismo de la muerte, pero la luz eterna que brilla para aquellos que ponen en Él su confianza.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.