11 Jul 2021

La Palabra de Dios es salvación para nuestra vida

“Llamó a los Doce y comenzó a enviarlos de dos en dos, dándoles poder sobre los espíritus impuros” (Mc 6,7).

La misión de discípulo de Jesucristo es anunciar el Evangelio. El Evangelio necesita ser predicado, anunciado y llevado a todos los corazones; al mio, al tuyo; y necesitamos no solo recibir el Evangelio, pero predicarlo.

El mundo solo es transformado por la fuerza del anuncio del Evangelio. La Palabra de Dios es palabra de salvación, de restauración, de sanación y liberación. Por eso, anunciemos la Palabra del Señor, pues todo aquello que el Señor espera de nosotros, bautizados, es que cumplamos nuestra misión: evangelizar.

La Palabra de Dios anunciada expulsa los espíritus impuros. En el mundo tan sucio como el nuestro, las impurezas toman cuenta de los pensamientos, de los sentimientos, del alma y del corazón humano. Son maldades, muchas veces, cosas pernicioso, maldosas, que nosotros necesitamos combatir en nosotros, alrededor de nosotros y en el mundo en que estamos. No podemos compartir con las maldades de este mundo, por contrario, necesitamos exorcizar, expulsar de nuestra vida, en el poder y en la autoridad, de Nuestro Señor Jesucristo.

Necesitamos llevar la Palabra de Jesús para aquellos que están debilitados, enfermos atormentados por los males de este mundo

¡La Palabra de Dios cura! Necesitamos presentar a Jesus nuestras enfermedades, los males de nuestro corazón y de nuestra alma. Necesitamos llevar la Palabra de Jesús para aquellos que están debilitados enfermos atormentados por los males de este mundo; necesitamos, en la fuerza del Evangelio, restaurar nuestras fuerzas humanas, restaurar nuestras fuerzas espirituales y emocionales; necesitamos ser restaurados en la fuerza de Evangelio.

Lee más y conozca:
.:Ven espíritu santo, calienta lo que está frio
.:El Espíritu Santo cura lo que sangra

La Palabra de Dios convierte el corazón. Nuestro corazón necesita de conversión continua, no podemos quedar parados, pero al contrario, necesitamos permitir que nuestro corazón se forme cada vez más al modelo de Cristo Jesús. Por eso, todas as veces en que el evangelio es anunciado, él hace un llamamiento a la conversión, es siempre una invitación para que nuestra alma se abra para e cambio y para la transformación.

La Palabra de Dios expulsa los demonios. Cuantos demonios están actuando en el mundo en que estamos, sembrando perversidades, intrigas y maldades; cuantos demonios están en nuestro medio, haciéndonos poner unos contra los otros, sembrando la discordia, la separación, la desunión, haciendo entrar en el corazón humano las semillas del resentimiento, de la tristeza que provocan desabores en las relaciones humanas, llevándonos, muchas veces, a vivir en el odio, en el conflicto y en los ataques de unos para con los demás. Necesitamos en la fuerza del Evangelio expulsar los demonios de nuestro medio.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.