16 Aug 2021

Los mandamientos de Dios es la esencia de nuestra vida

“Pero si quieres entrar en la vida, cumple los mandamientos” (Mt 19, 17).

Un hombre se acerca a Jesús y pregunta al Maestro lo que él debe hacer de buen para ganar la vida eterna. Mira, el camino ordinario para entrar en la vida eterna, en la vida de Dios, es observar los mandamientos. Y todos nosotros necesitamos, de hecho, observar los mandamientos del Señor, aquellos mandamientos que aprendemos en nuestra catequese.

Es necesario llamar la atención para ese punto, porque, en la sociedad en que vivimos, lo que más negligencia son los mandamientos de la Ley de Dios. Todos los mandamientos son para ser observados, no es para ser relativizados, es el contrario, ellos son para ser vividos y observados porque el camino de la vida son los mandamientos.

Muchas veces, seguimos las tendencias de los tiempos, seguimos las inclinaciones del corazón y relajamos, dejamos de observar, no vemos como importante. “Yo observo los otros ocho, los otro nueve…”. Todos los mandamientos de Dios es camino para la vida, además, no es que son, es el camino para la vida, porque no hay otro camino para estarnos en la comunión con Dios, en la vida con Dios, que observar Sus mandamientos.

Todos los mandamientos es para ser observados, no es para ser relativizados

Como puedo querer subir un escalón más adelante para estar cerca de Jesús, si los escalones razonables y primarios de la vida, estoy negligenciado. Nadie llega en el alto grado, y no estoy diciendo que los mandamientos son menores, estoy diciendo que los mandamientos son primarios, fundamentales y esenciales, ellos son de verdad el camino para mi vida.

Nadie va entrar en la vida eterna, si no pasar por los mandamientos, por la prueba de los mandamientos. Tal vez, algunas personas puedan incluso ser radicales en la vivencia de la vida, pero la radicalidad de la vida no hay fundamento, si no vivimos la esencia de la vida. Y la esencia de la vida es la vivencia de los mandamientos de la Ley de Dios.

A ese hombre fue propuesto, una vez que él ya tenía la vivencia fundamental de la Ley de Dios, un grado mayor de perfección, un grado mayor de intimidad con Dios; y el grado mayor de intimidad es la renuncia y la capacidad del despojamiento, la capacidad de no ser apegado a los bienes de este mundo. Porque, para la vida eterna nosotros no llevamos nada, que no sea nuestro desapego y el bien que hicimos al otro, especialmente a los más pobres, a los más necesitados, a los más sufridos.

Aún que entreguemos nuestro cuerpo para ser ofrecido en oblación para cuidar del otro, si nosotros negligenciamos los mandamientos, a la salvación (como destaca Jesús) pasa por la vivencia de los mandamientos.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.