29 Sep 2020

Los ángeles de Dios comunican el amor de Él por nosotros

“Y agregó: Les aseguro que verán el cielo abierto, y a los ángeles de Dios subir y bajar sobre el Hijo del hombre” (Jn 1, 51).

Hoy, tenemos la gracia de celebrar los arcángeles Miguel, Gabriel y Rafael. Estamos contemplando la presencia angelical de los ángeles, de los arcángel de Dios en nuestro medio. La primera cosa importante de decir es que no podemos perder la visión del sobrenatural. Nos acostumbramos con las cosas del mundo, con las realidades humanas que nos entrenemos con las cosas humana y nos olvidamos o dejamos en segundo plano la realidad espiritual tan presente y tan real en nuestro medio. Es lo que los ojos no consiguen ver, las realidades invisibles que están en nuestro medio.

Por más que hagan imágenes de arcángeles, ellos no tienen apariencias humanas, ellos son realidades espirituales. Cuando yo necesito conversar con mi ángel de la guarda, cuando necesito invocar los arcángeles Miguel, Gabriel y Rafael, no necesito tener la imagen de ellos cerca de mí. Por supuesto que, donde esté, nos ayudara a recordar, pero ellos son realidades espirituales maravillosas, son criaturas criadas por Dios, para la gloria de Él primer.

No te olvides de esto: los ángeles están para glorificar a Dios; y la función de ellos es la gloria de Dios, pero todo ángel es mensajero, es presencia de Dios. Todo ángel es aquel que trae Dios para nuestro medio, y es eso que hace en el medio de los arcángeles Miguel, Gabriel y Rafael.

Dios esta en nuestro medio y Sus ángeles están a servicio de la comunicación de Su amor por nosotros

El mayor de ellos, o más conocido, el más nombrado por las Sagradas Escrituras es, justamente, aquel que nos defiende contra las trapas del maligno: Miguel. Para decirnos que nadie es como Dios, nadie es mayor que Él. Estoy viendo personas teniendo miedo del demonio, hablando más de él, exaltando a él, pero no necesitamos.

Miguel Arcángel pisa en la cabeza de la serpiente, él pisa en la cabeza del maligno y con su espada: el demonio no tiene poder sobre nosotros. Cuando tu sientes el poder del mal, invoque, por favor, a San Miguel Arcángel, él es Dios en nuestro medio combatiendo el poder del mal.

En el medio del mundo en que vivimos hay muchas enfermedades. Miremos las pandemias, no es solo el coronavírus, pero muchas otras endemia, realidades y enfermedades del cuerpo, del alma y del espíritu.

La salud de Dios se llama Rafael, es el ángel de la cura divina. Invoquemos San Rafael, invoquemos la presencia de la cura, de la medicina divina en nuestro medio. Dios nos quiere curados y restaurados porque, en la eternidad, seremos plenos, y San Rafael es aquel que no da la luz de la cura divina.

La mayor de las tragedias humanas es la comunicación, no sabemos comunicarnos unos con los otros y no dejemos que la comunicación de la gracia de Dios este en nosotros. Y, por eso, hay muchos atropellos, falta de comprensión y ofensas.

La comunicación divina se llama Gabriel, invoquemos el arcángel Gabriel para que Dios nos comunique Su gracia y para que seamos comunicadores de la gracia de Dios con la ayuda de esta presencia amorosa de Dios, que es el arcángel Gabriel.

Dios esta en nuestro medio y Sus ángeles están a servicio de Su gloria, de la comunicación de la gracia y del amor de Él por nosotros.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.