13 Aug 2019

Miremos el mundo con la pureza de un niño

“En aquel momento los discípulos se acercaron a Jesús y le preguntaron: «¿Quién es el más grande en el Reino de los Cielos?» Jesús llamó a un niñito, lo colocó en medio de los discípulos y declaró: «En verdad les digo: si no cambian y no llegan a ser como niños, nunca entrarán en el Reino de los Cielos” (Mt 18, 1-3)

La condiciones para entrar en el Reino de los Cielos, de hecho, son estas: necesitamos convertirnos y ser como los niños.

La conversión es un cambio de mentalidad. Si pensábamos como el mundo, si aprendemos como el mundo, ahora, necesitamos pensar como Dios, con la lógica de Su Reino.

¡Nosotros, que estamos en la situación de Dios, trabajando y viviendo para Él, lo mucho que necesitamos aún convertirnos, lo mucho que aún tenemos de mentalidad mundana, lo mucho que somos personas que aún viven de intrigas, de diálogos, chismes, sentimientos y pensamientos mundanos!

Necesitamos convertirnos, porque, si no convertinos,no entraremos en el Reino de Dios, y él no entrara en nosotros. Quien entra en nosotros es el mundo, son las propagandas, las competiciones, los pensamientos mundanos. Estamos en el mundo, pero necesitamos entra en el Reino de los Cielos.

Necesitamos de la Simplicidad de los niños, porque el Reino de los Cielos es de los simples

Jesús no esta se refiriendo a Su Reino para cuando alguien morir o que sea morar en los Cielos. Jesús esta se refiriendo al Reino de Él que esta en este mundo, en el cual nosotros necesitamos entrar. Si la primera condición es la conversión, es, de hecho, un cambio de vida. Jesús nos da el modelo de como debemos convertirnos; y para nosotros los niños son el modelo esencial.

¿Quien es el mayor en el Reino de los Cielos? Es quien se convierte como niños, porque ellas son pequeñas, insignificantes; ellas, muchas veces, no tiene valor. Por eso, la mentalidad del Reino es la mentalidad de los niños.

Necesitamos convertirnos para una vida y una mentalidad sencilla. Tenemos que parar de ser aquellas puras, ellas no actúan con maldad ni son “temperadas” con la maldad que tenemos en exceso.

Para entrar en el Reino de los Cielos, necesitamos, de hecho, ser purificados de toda la maldad que aprendemos y que esta dentro de nosotros. Miramos el mundo con la pureza de niño, porque el Reino de los Cielos es de los puros.

Necesitamos ser auténticos y verdaderos. Mira que niño no disfraza. Niño es verdadera. A veces, ella incluso intenta contar una mentira, pero no consigue. Nosotros, sin embargo, disfrazamos, engañamos, mentimos, nos iludimos a los demás. Necesitamos ser auténticos y verdaderos, necesitamos convertirnos para la verdad si queremos entrar en el Reino de los Cielos.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.