06 Jan 2021

El Señor quita de nuestro corazón todos los fantasmas

“Pero él les habló enseguida y les dijo: Tranquilícense, soy yo; no teman” (Mc 6, 50).

El episodio que acompañamos en el Evangelio de hoy es la secuencia de aquello que fue la multiplicación de los panes. Ahora, una vez que los discípulos ni comprenderán lo que Jesús hizo, el Maestro ordena que ellos cogen el barco y sigan hacia adelante, mientras Él va despedir aquella multitud y, después, seguir para Su oración. Luego, en seguida, Jesús va al encuentro de Sus discípulos que ya están en el medio del mar.

Estaban aún asustados con lo que ocurrió en la multitud, y quedaran aún más asustados cuando vieron alguien venir sobre el mar. Una vez que estaban con el corazón aturdido, no reconocieran Jesús; ellos pensaran que es un fantasma, y comienzan a gritar.

Cuantas veces nuestro corazón – también tan aturdido, lleno de tensiones, de preocupaciones y inquietudes, especialmente con las instabilidades emocionales – están mirando y viendo fantasías y fantasmas!

Vuelva con todo tu corazón para el amor del Señor Nuestro Dios y no tenga miedo

¡Como la mente humana es capaz de crear! Ella crea problema donde no existe, ve cosas donde no está, ella ve problema en todo lugar, ella comienza ver y crear realidades que no existen. La mente estrafalaria, tomada por el miedo, por la angustia, por la rabia, por las inquietudes y preocupaciones de la vida, crea muchos fantasmas y fantasías. Es capaz de transformar incluso la presencia de Dios en un fantasma, así como los discípulos estaban viendo, pero ni ellos reconocieran que era el Señor.

En medio a las inquietudes todas que estamos viviendo, que estamos enfrentando en cualquier época de nuestra vida, en la noche oscura del alma y de los sentidos, en los momentos de la soledad y desencantos o decepciones, es necesario quitar la mirada de las fantasías y permitir que el corazón escuche Jesús: “¡Coraje, mi hijo! No te muevas por el miedo. No dejes que tu corazón sea tomado por el miedo”.

Los discípulos estaban con el corazón endurecido; y cuando el corazón esta endurecido, él no ve la gracia, y la gracia no pasa por él. Entonces, tranquiliza tu corazón, vuelve para el amor del Señor Nuestro Dios y no tenga miedo. El Señor desea quitar de dentro de nosotros todos los fantasmas, las fantasías que nos causan angustia, tensión, preocupación y depresión, porque Él nos quiere sanados y libertos.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.