26 Jun 2018

El sagrado purifica lo que es mundano

Todo lo que es santo es sagrado merece respecto, cuidado y delicadeza de nuestra alma y de nuestro corazón

“No den lo que es santo a los perros, ni echen sus perlas a los cerdos, pues podrían pisotearlas y después se volverían contra ustedes para destrozarlos” (Mt 7,6).

Todo lo que es santo y sagrado merece respecto, cuidado y delicadeza de nuestra alma y de nuestro corazón. Cuidado para no despreciar lo que es santo ni lo que es sagrado, para no despreciar el nombre de Dios, las cosas de Él, todo lo que se refiere sobre Él.

Muchas personas quieren defender las cosas de Dios, pero, lamentablemente, caen en discusiones tolas, vanas, que no valen nada. Hay personas que quieren sólo provocar, no quieren conocer la verdad.

Quedo mirando nuestras redes sociales, grupos de discusiones que se crean aquí y allá, donde hay verdaderos provocadores, no en el sentido de aquellos que causan reflexión, sino provocadores de acusaciones, guerras y conflictos. La mejor respuestas es el silencio, es retirarse, no tener comunión o; ¿perder tiempo con quien no busca respecto con aquello que esa sagrado?

Estoy viendo personas riendo de las cosas de Dios, ridiculizando para hablar de Él, de las personas de Él, usando del principio de ridiculizar los demás, sea quien sea. Incluso quien piensa diferente de nosotros, quien cree diferente de nosotros, quien es de otra religión.. No tenemos el derecho de ridiculizarlos, no tenemos el derecho de utilizar de la ofensa con las palabras ni de la ironía para referirnos a aquellos que tiene una creencia diferente, ni de aquellos que hacen parte de la misma iglesia que nosotros, pero tengan principios y concepciones diferentes de las nuestras.

No burlemos de lo que es sagrado, no perdamos tiempo con personas que quieren solo ir para el escarnio, para la discusión o que Dios es su razón y aquello que él cree que es correcto.

No dimos a los perros lo que son nuestras cosas santas. Hay un lugar correcto y un tiempo cierto para cada cosa, hay un lugar para rezar, porque aquel lugar es sagrado y allí debemos respetar. Hay un lugar donde el sagrado no es respetado, donde se burlan de él y le ven de cualquier forma. Allí, no vamos llevar el sagrado, allí es el lugar que se burlan.

El sagrado es sagrado, el mundano es mundano. ¿El sagrado purifica el mundano? Es obvio que sí, pero sólo cuando dejamos que Dios entre en aquello que se profanó, que somos nosotros, y abrirnos para la gracia. ¡No vamos mezclar con aquello que no es falso ni es verdad!

Hagamos para el prójimo aquello que queremos que los demás nos hagan. Si no queremos que los demás hagan a nosotros, no hagamos mal a nadie.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.