16 Apr 2020

El Resucitado nos trae el don de la Paz

“Mientras estaban hablando de todo esto, Jesús se presentó en medio de ellos y les dijo: «Paz a ustedes” (Lc 24, 36).

¡El Resucitado nos trae el don de la paz. Cuanto necesitamos de paz y como anhelamos por la paz! Cuanto nuestro corazón tiene sed de la paz que solo Dios nos puede dar. Somos aniquilados por los miedos de la vida, por la ansiedad de los tiempos y por nuestros miedos; somos aniquilados de un lado y de otro por las frustraciones, por las derrotas. Y, por no sabernos lidiar con las situaciones adversas de la vida, nosotros nos inquietamos; perdemos la paz, el sueño, la tranquilidad, la naturalidad y, muchas veces, nos convertimos personas duras, agresivas, egoístas y orgullosas.

Necesitamos del Resucitado para resucitar los verdaderos sentimientos del alma y del corazón. Necesitamos que Cristo Resucitado viene trae vida nueva para dentro de nuestra alma y para nuestro interior.

Los discípulos cuando han visto Jesús quedar asustados y llenos de miedo. Estaban tan acostumbrados con toda aquella situación pavorosa que hasta la paz de Dios asusto a ellos. Estamos tan asustados con todo lo que vivimos, pasamos y enfrentamos que hasta la presencia de Dios nos asusta.

Permitamos que la luz del Resucitado pueda trae vida nueva para nuestra alma y para nuestro corazón

Es necesario vencer el miedo; es necesario exorcizar de nuestra vida todo lo que el miedo provoca y destruye dentro de nosotros. Pero, solo nuestro encuentro personal, a cada día con Jesús Resucitado, aniquila el desastre que el miedo provoca en nuestra vida.

Todos nosotros pasamos por tiempos difíciles en nuestra vida, la humanidad pasa por una terrible calamidad, pero no vamos desesperarnos porque sabemos en quien ponemos nuestra esperanza y nuestra confianza. Eso no puede ser solo teórico, como también no puede ser anunciado de forma desesperadora. Es en la serenidad y en la sobriedad de aquella alma que fue inebriada por la presencia de Jesús, el Resucitado.

“¿Por que estas preocupado?”. “¿Por que tiene duda en el corazón”: es Jesús quien esta preguntando eso para nosotros. ¿Por que vivimos de la preocupaciones? ¿Por que lo que ocupa nuestra vida son los temores, los recelos y las aflicciones de la vida?

Permitamos que la luz del Resucitado puede traer vida nueva para nuestra alma y para nuestro corazón. Permitamos que sea aniquilado de dentro de nosotros todo el miedo, pavor, terror y pánico. Permitamos que la luz del Resucitado nos trae la esperanza, aliento, gusto y razón de vivir.

Que la luz del Cristo Resucitado calma nuestra alma, trae la serenidad y la paz para enfrentar las adversidades con la tranquilidad que no viene de los hombres, y sí de los Cielos.

Venga lo que venga, es la gracia de Dios que nos impulsar a vivir a cada día.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.