14 Dec 2021

El Reino de los Cielos es de quien se convierte todos los días

“En verdad se lo digo: en el camino al Reino de los Cielos, los publicanos y las prostitutas andan mejor que ustedes” (Mt 21, 31).

La parábola que Jesús nos cuenta hoy, en el Evangelio, en realidad, es una parábola comparativa. Aquí, Él se dirige a los jefes de los sacerdotes y a los ancianos del pueblo, a las autoridades religiosas de Su época. Es muy sencilla la pregunta de Él, porque aquel padre que tenía dos hijos dijo al primer hijo: “¡Mi hijo, va hacer eso!”, y el hijo dijo: “Mi padre, yo voy trabajar en la viña”. Pero solo dijo que iba y no fue. Al segundo hijo, el padre dijo: “¡Mi hijo, que vayas trabajar para tu padre en la viña!”, y el hijo dijo: “No voy, padre”, pero después él reflexiono y dijo: “Yo voy”. Es decir, quien, en realidad, hizo la voluntad del padre es sencillo decir, fue el hijo que, mismo en el primer momento diciendo no, él pensó y fue.

No hay nada más sabio en la vida que la capacidad de pensar y repensar tus propias actitudes. Podemos incluso equivocar, pero el mal es permanecer en el error. Podemos, en el primer momento, incluso equivocar, pero el mal es no reconocer nuestros errores y permanecemos en ellas. Aquí, a lo que Jesús esta se refiriendo es, justamente, la arrogancia, al orgullo y la soberbia que toma cuenta del corazón de su primer hijo. Él quiso parecer bueno y dijo: “Yo voy”, pero, en la arrogancia, no fue, y tampoco reparo el mal que hizo, porque dijo una cosa y hizo otra.

Siempre pensamos en ser religiosos, auténticos, pero no nos convertimos, no cambiamos, no nos arrepentimos

Lee más y conozca:
.:Somos la generación que prepara la venida de Jesús
.:Cada día mas preparado para el Reino de Dios

Perversa es la mentalidad que habla una cosa delante de ti y hace otra cuando no ves; perversa es la mentalidad que vive de apariencias, de los discursos y de las charlas, pero las practicas no corresponden aquello que están haciendo y hablando.

Es Jesús guiando Sus autoridades religiosas para llamar nuestra atención de que no basta decir: “Yo amo a Dios”, “Dios es todo para mí”, pero, en la practica, no realizamos lo que nos comprometemos a realizar.

¡Cuando Jesús hablo de las prostitutas y los publicanos – que eran los renegados de la época -, es importante señalar cuanto estos publicanos eran visto como pecadores; y las prostitutas entonces, más aún! eran mujeres renegadas, no eran vistas con buenos ojos.. Pero ellos, cuando escucharan la Palabra de Dios, dejaran conmoverse, convertirse. ¡Y cuando cambiaran de vida!

Tu miras para Mateo: era un publicano y se convirtio maestro del evangelio. Tu miras para María Magdalena o otras mujeres que dejaran la vida que tuvieran de error en el pasado (ni sé que errores cometieron), y se convirtieron para el Señor. Por eso ellas van preceder a nosotros, que siempre pensamos religiosos, auténticos, ya nacemos en la Iglesia. La persona incluso se vanagloria: “Yo siempre fui de iglesia”. Pero no se convierte, no cambia, no se arrepiente para creer en la obra que Dios realiza en nuestro medio. Por eso el Reino de los Cielos es para quien se convierte a cada día.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote da Comunidade Canção Nova, jornalista e colaborador do Portal Canção Nova.

https://www.facebook.com/pe.rogeraraujo/?fref=ts

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.