26 Mar 2018

Nuestro referencial es Jesús

Nuestro referencial es Jesús que esta en los pobres, en los sufridores, en la humanidad en que vivimos

“María, tomando una libra de perfume de nardo puro, de mucho precio, ungió con él los pies de Jesús y los secó con sus cabellos. La casa se impregnó con la fragancia del perfume” (Jn 12, 3)

María es aquella que pone a los pies de Jesús; Marta estaba sirviendo y Lázaro estaba junto a la mesa. María se puso a los pies del Maestro dando todo lo que ella tenía: su amor, su corazón, sus sentimientos, sus afectos, sus bienes materiales. El perfume más caro que se podía tener, ella pone sobre los pies del Maestro Jesús.

María es la discípula que se rinde al Maestro, es la discípula que apasionada por Jesús, entrega tu corazón. Del mismo lado están los discípulo de Jesús, pero uno de ellos llama la atención, porque él llama escandaloso aquello que María esta haciendo: un perfume caro siendo colocado en los pies de Jesús: Y en falso espíritu de cuidado a los pobres, pero que era una hipocresía, decía: “Lo que él esta gastando en los pies de Jesús podría ser usado para los pobres”

Siempre tendremos pobres en medio de nosotros para cuidar, y solo podemos cuidar (de verdad) de los pobres cuando cuidamos de Jesús, cuando estamos a los pies de Él. No es para despreciar los pobres, por el contrario, necesitamos primero ir a los pies de Jesús para saber servir la pobreza, que es la humanidad en que vivimos.

No damos asistencia, encontramos a Jesús que esta a nuestros pies y nos ponemos a los pies de Él para adorarlo, nos entregamos totalmente a Él, para encontrarnos en el pobre a la persona de Jesús. Por eso, la primera actitud del pobre es siempre ponerse a los pies de Jesús.

No podemos caer en aquella visión de dar asistencia de que, hacemos muchos por los pobres o de que trabajamos en las calles. EL primer lugar que nos dirigimos a los pies de Jesús, lo adoramos y nos ponemos completamente a los pies de Él. Cuando no hacemos eso, nosotros perdemos en aquello que realizamos, nos perdemos en nuestro trabajo, en nuestras obligaciones. Nosotros perdemos porque falta el referencial.

Nuestro referencial es Jesús que esta en los pobres, en los enfermos, en los sufridores, en la humanidad en que vivimos. Encontramos Jesús en cada uno, así, no nos decepcionamos, no nos dañamos y nuestro corazón no se hiere por cualquier cosa cuando tenemos una referencia.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.