20 May 2020

El Espíritu nos guía en plena verdad

Cuando venga el Espíritu de la Verdad, él los introducirá en toda la verdad, porque no hablará por sí mismo, sino que dirá lo que ha oído y les anunciará lo que irá sucediendo” (Jn 16, 13)

¡Estamos en la expectativa de la gracia del Espíritu, y como necesitamos vivir con ansiedad espiritual! Mira que gracia es la ansiedad de espíritu humano que anhela por el Espíritu Divino, que anhela por la gracia que viene del Alto. Es en esta ansiedad del Espíritu que, realmente, clamamos: “Ven, Espíritu de la Verdad”.

Necesitamos ser guiados a la verdad plena, porque todo que conocemos hasta ahora son verdades parcial y relativas. Cada uno tiene verdades para los campos propios de la vida humana, de la ciencia, del conocimiento, de la economía, sea lo que sea. Pero estas verdades se someten a única verdad, de Aquel que es Creador y Señor de todas las cosas, de Aquel que detiene la ciencia sublime, sagrada y eterna. El Espíritu que nos introduce y nos lleva a la plena verdad. Por eso, necesitamos bajar la cabeza, rendirnos al Espíritu y entregar nuestra alma, nuestros pensamientos y sentimientos para la verdad que viene de Dios.

El anhelo por la vida en el Espíritu es el anhelo de ser guiados y dirigidos por el Espíritu para conocer nuestra propia voluntad interior.

Muchas veces, no nos conocemos como deberíamos nos conocer y como somos conocidos por Dios. Tenemos un conocimiento superficial de nuestra propia verdad y vivimos muchos engaños, ilusiones sobre nosotros, de los demás y del mundo que nos rodea.

Necesitamos ser guiados a la verdad plena, porque todo que conocemos hasta ahora son verdad parciales y relativas

Quien se conoce de forma superficial vive superficialidades y lleva una vida muy superficial. Los sentimientos engañan, las pasiones iluden, somos personas que viven contrariedades en la vida: hora, vivimos la mansedumbre, pero, a veces partimos para la agresión; hora queremos ser las personas más amorosas, pero, a veces, nos volvemos para nuestro egoísmo e individualismo, porque no nos conocemos como deberíamos nos conocer.

Es más facil conocer y hablar de la vida de los otros, que también conocemos siempre de forma superficial, de acuerdo con nuestros criterios, juicios, pero no nos conocemos ni conocemos el otro como, de hecho, él es.

El Espíritu que clamamos y necesitamos es mucho más que rezar en lenguas, hablar en profecía, es el Espíritu que entra en nuestra alma para que nos conozcamos como somos conocidos y para que, entre por la gracia de Dios, podamos sanarnos, robustecer y ver el mundo con el otra mirada y otro prisma.

Nunca más miremos las personas con la mirada de juicio y condenación. Cuando somos movidos por el Espíritu, la mirada de la misericordia, del amor y de la compasión mueven el corazón, que es transformado y movido por la gracia de Dios que hace nuevas todas las cosas.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.