22 Oct 2021

El discípulo del Señor esta siempre atento a las señales de los tiempos

“¡Hipócritas! Ustedes saben discernir el aspecto de la tierra y del cielo; ¿cómo entonces no saben discernir el tiempo presente? ¿Por qué no juzgan ustedes mismos lo que es justo?” (Lc 12, 56 – 57).

Tenemos que cuidar mucho para la hipocresía no dilacerar nuestro corazón, porque es una hipocresía, de hecho, sabernos distinguir cuando las cosas están nos molestando. Cuando decimos: “El tiempo no esta bonito. Vá llover”, “El tiempo esta bonito. Vá hacer sol”, es porque sabemos mirar los aspectos de la naturaleza. También sabemos mirar las personas, si están bien o no, de acuerdo con nuestros intereses, pero, muchas veces, nos comportamos en una actitud de indiferencia y falta de cuidado.

El discípulo del Señor es aquel que esta siempre atento a las señales de los tiempos. Primero, atento a la señal del tiempo en que nosotros vivimos. No podemos ignorar las cosas que ocurren en nuestro medio, como si todo estuviese bien cuando todo no esta bien. Vivimos tiempos acelerados, vivimos tiempos de profundas transformaciones y no podemos comportarnos con ingenuidad delante de los acontecimientos del tiempo presente de ninguna forma.

Que sepamos interpretar los tiempos en que nosotros vivimos con la gracia, con la luz y con el discernimiento necesario que el Señor nos da

No es simplemente creer que vivimos una revolución digital y tecnológica, con todo lo que ella trae, realmente es un mundo de transformación, pero no consigo estar atento en lo que esta ocurriendo a mi lado. Los padres que no consiguen estar atento en las transformaciones que sus hijos están viviendo… No estoy aquí para acusar, estoy aquí para advertir a cada uno de nosotros. Muchas veces, un hijo queda el día todo en la habitación día y noche, y un padre y una madre no están atentos a lo que esta ocurriendo; muchas veces, él esta allá esclavizandose con estos medios digitales, viviendo procesos de transformaciones profundas, y no estamos atentos.

Tu sabes que, desde pequeño, tu acompañas un niño; y todo y cualquier proceso de cambio exige una atención, incluso porque causa una tensión, pero toda atención no es para dejarnos tensos, es para alertarnos de los que necesitamos cuidar, lo que nosotros necesitamos hacer, como necesitamos actuar.

No dejes las cosas caminar por caminar, no dejes las cosas acontecer por acontecer; incendios serían evitados si las personas estén atentos en la primea llama que se encendió y apagase aquella llama. “Pero es solo una pequeña ‘llama’. No hay problema”. ¡Hay” Porque después provocan desastres porque no se cuido de aquella pequeña llama. ¡Cuantas cosas ocurre en nuestro cuerpo! A veces, es una “verruga” pequeña que viene; a veces, es una señal de que si cuidamos de aquella primera señal evitaremos el cáncer o muchas otras cosas, porque no estamos atentos en las señales que el propio cuerpo esta dando.

Es necesario estar atento en las señales de los tiempos. Y aquí no es crear alarde, no es ser profeta de la desgracia, no es siempre quedar previendo o provocando el mal, pero es cuidar para que el mal no crezca. Si estamos atentos a las señales de la vida, nosotros la viviremos con más cuidado, más responsabilidad, sabiendo transformar los tiempos en que nosotros vivimos.

No seamos hipócritas, si nosotros sabemos interpretar mucha cosa, que sepamos interpretar los tiempos en que nosotros vivimos con la gracia, con la luz y con el discernimiento necesario que el Señor nos da.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote da Comunidade Canção Nova, jornalista e colaborador do Portal Canção Nova.

https://www.facebook.com/pe.rogeraraujo/?fref=ts

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.