12 Jun 2019

El amor es el fundamento de todas las cosas

“Por tanto, el que ignore el último de esos mandamientos y enseñe a los demás a hacer lo mismo, será el más pequeño en el Reino de los Cielos. En cambio el que los cumpla y los enseñe, será grande en el Reino de los Cielos” (Mt 5, 19).

En una sociedad relativista como la nuestra, es común percibir en los medios donde estamos, las personas relativizaren la propia fe, los propios mandamientos y enseñanzas de Jesús. Las personas están siempre diciendo: “No es así. No es de aquella forma”.

Por supuesto q ue existe aquellos que exageran, no tiene los pies en el suelo, no tiene caridad tampoco misericordia, pero eso no justifica distorsionar o, cuanto menos, desconsiderar la Palabra de Dios y los mandamientos del Señor.

No matar es no matar, no robar es no robar, no cometer adulterio es no cometer adulterio, no pecar es no pecar. Por supuesto que llevamos en consideración nuestra debilidad humana, pero ella nunca puede ser la justificativa para acomodarnos en nuestros pecados, en nuestros errores, y a partir siempre de aquella primicia: “Porque Dios es bueno y misericordioso”. Dios va ser siempre bueno y misericordioso, pero eso no puede hacer de nosotros personas sin actitudes de cambios.

El Dios buenos y misericordioso nos da la gracia de formarnos y alimentarnos en la fe, de ayudarnos a crecer en la vivencia de esta fe. Lo que no podemos, en nombre de un cierto descuido de la sociedad, que todo facilita, todo esta de acuerdo, decir que todo esta bueno y maravilloso.

El importante es solo amor, porque él es el fundamento de todas las cosas, él jamás puede faltar, pero no podemos simplemente relativizar, convertir lo que es importante menos importante, convertir lo que es grave como si fuera insignificante y, así, no corregimos unos a los otros, no modificamos nuestro comportamiento, no revernos nuestroas actitudes, y vamos llevando la vida de cualquier forma. Por eso, no solo tenemos que cuidar de no desobedecer los mandamientos de Dios como también cuidar para no enseñar los demás a hacer la misma cosa.

Necesitamos crecer en el cuidado, en el amor, en la observancia, necesitamos crecer en la conversión a cada día

Necesitamos crecer en el cuidado, en el amor, en la observancia, necesitamos crecer en la conversión a cada día, porque sino vivimos en una conversión descuidada.

Hay aquella conversión primera donde adherimos a Dios, al Evangelio, y tal vez tengamos convertido, porque nacemos en una religión, porque nuestros padres nos dieron [enseñanzas cristianas], pero no cuidamos de nuestra conversión diaria, de nuestra revisión de vida, no cuidamos de la mirada en el espejo de a fe y ver como esta la vivencia de los mandamientos del Señor en nuestra propia vida.

Mis hermanos, nada de relativizar, nada de disminuir o desconsiderar la Palabra de Dios en vista de la sociedad en que estamos, donde todo puede, todo es permitido y lo que es importante es el amor.

Que el amor sea el fundamento de todo que vivimos y realizamos. Él solo no puede ser justificativa para descuidar, relativizamos ni desconsideramos la acción de Dios que transforma nuestra vida.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.