10 Apr 2022

En esta Semana Santa, ofrezca todo a Jesús

“Cuando Jesús se acercaba a la pendiente del monte de los Olivos, todos los discípulos, llenos de alegría, comenzaron a alabar a Dios en alta voz, por todos los milagros que habían visto. Y decían:»¡Bendito sea el Rey que viene en nombre del Señor! ¡Paz en el cielo y gloria en las alturas!” (Lc 19, 37-38).

¡Mis hermanos y mis hermanas, hoy es Domingo de Ramos! Y nosotros estamos en la apertura de esta gran semana, la Semana Santa. Y el Domingo de Ramos, en verdad, es la puerta de la Semana Santa. Y ella es abierta a nosotros, para que sigamos nuestro Maestro, paso a paso, hasta su glorificación.

Esta celebración de hoy es un acto de discipulado porque todas estas personas, que siguen a Jesús, van atrás de Él. Él viene de Betfage; pasa también por Betania; baja del Monte de los Olivos; y aquellas personas siguen a Él. Es un llamado, es un llamamiento para cada uno de nosotros: unirnos a Jesús, pero en todos sus pasos.

El Domingo de Ramos, en verdad, es la puerta de la Semana Santa

Unirnos a Jesús en Su angustia en el Jueves Santo, con el sentimiento de estar abandonado; en su sufrimiento físico corporal. Entonces, para nosotros es una gran oportunidad de un discipulado fecundo, real, verdadero; un seguimiento de Jesús, una imitación perfecta de la vida de Jesús.

Hoy, nuestro grito es el fin de nuestra soledad, porque nosotros decimos: “Dichoso lo que viene en nombre del Señor”; y nosotros exultemos de alegría porque Jesús vino para estar con nosotros todos los días; para hacernos compañia, para expulsar definitivamente la soledad de nuestro medio. Nosotros podríamos decir que: “Dichoso lo que viene en nombre del Señor, exultemos de alegría” es una jaculatoria para asegurarnos de nuevo que Dios esta con nosotros; que Dios esta a nuestro lado; ¡Él esta conmigo! Pero ese “esta conmigo” es comprometedor porque nosotros tenemos de unirnos a Él; nosotros necesitamos también estar con Él en su experiencia de Pasión, Muerte y Resurrección.

Entonces, en esta semana, ofrezca todo lo que esta en tu corazón; ofrezca todo lo que tu vives; todo lo que pasas, para unirse aún más a Jesús, en la alegría; en la tristeza; en la salud y en la enfermedad; en sus tribulaciones personales; en sus luchas diarias contra el pecado.

No dejes de aprovechar ninguna oportunidad en esta grande semana; la semana en el discipulado de Jesús; la semana de los discípulos de Jesús, que siguen a Él muy cerca, hasta su experiencia de Cruz; hasta su experiencia de glorificación.

Sobre todos vosotros, la bendición de Dios Todopoderoso. Padre, Hijo y Espíritu Santo.

¡Amén!


Padre Donizete Ferreira

Sacerdote da Comunidade Canção Nova.

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.