18 Jan 2021

Cambiemos las actitudes de nuestro corazón

“Y nadie echa vino nuevo en envases de cuero viejos, porque el vino haría reventar los envases y se echarían a perder el vino y los envases. ¡A vino nuevo, envases nuevos!” (Mc 2, 22).

A todos nos gusta de lo que es nuevo, nos gusta de ropas nuevas, de novedades, de comprar cosas nuevas porque parece que las cosas nuevas nos renuevan. Cuando ponemos una camisa nueva, las personas miran y nosotros también nos sentimos bien porque estamos con una cosa nueva, pero es una ilusión y engaño.

Una cosa nueva solo se convierte la primera vez que tu usa, haces mucho esfuerzo para aquello que el nuevo no quede viejo. Por supuesto, tu cuida para que el nuevo no se estropee. Pero entienda una cosa: no es ropa nueva, no es zapato nuevo, no es casa nueva y el coche nuevo que van renovar nuestra vida.

Incluso podemos respirar nuevos aires, haz bien para nosotros, podemos incluso, por necesidad, cambiar para una casa nueva o para una nueva realidad, pero entienda una cosa: la persona va ser la misma. Yo soy el mismo aquí y allá, y en cualquier lugar. LO que cambia son mis actitudes, son mis disposiciones interiores en seguir incluso lo que es viejo y transformar en nuevo, por eso, no hay novedad que nos transforme. Lo que transforma es la Buena Nueva que haz nueva todas las cosas en nuestra vida y en nuestro corazón.

Es con el corazón nuevo que vamos permitir que el Evangelio haga diferencia en nuestra vida

Aquí no es cambiar la ropa, pero cambiar el corazón; no es cambiar la apariencia, pero es cambiar la disposición del corazón. Es ser nuevo en la forma de hablar, de actuar, de proceder. Es tener actitudes nuevas para que el nuevo, de hecho, nos renueve. El sueño de todas las personas es convertirse renovadas, hacen cirugías, procedimientos, buscan limpieza de piel y tratamientos. ¡Que belleza! Busca cuidar mismo de su salud, pero vuelve a decir que nada de eso te va renovar si tu no renuevas tus actitudes y posturas.

Los religiosos de la época de Jesús no fueran renovados porque no tuvieran actitudes nuevas para acoger la verdadera novedad del Evangelio, se cierran en sus posturas, en sus tradiciones y costumbres, se cierran en su forma de ver el mundo y las cosas, y el vino nuevo, que llego, reventó en el corazón de ellos, porque no tenían un corazón nuevo para acoger el nuevo de Dios.

Que la gracia de Dios no se pierda, que la gracia de Dios sea nueva en nuestra vida, que la novedad de Dios renueve nuestras estructuras interiores. Es con el corazón nuevo, teniendo posturas nuevas, teniendo una capacidad nueva de acoger, de escuchar, de amar y perdonar, es así que vamos permitir que el Evangelio haga diferencia en nuestra vida.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.