05 Feb 2022

Luche para vivir la Palabra de Dios en tu vida

“Los Apóstoles se reunieron con Jesús y le contaron todo lo que habían hecho y enseñado. El les dijo: “Vengan ustedes solos a un lugar desierto, para descansar un poco”. Porque era tanta la gente que iba y venía, que no tenían tiempo ni para comer” (Mc 6, 30-31).

Este texto nos habla que es la Iglesia. La Iglesia es formada por los discípulos alrededor de Jesús, realizando la misión del Hijo de Dios. Esta es la definición de la Iglesia. El texto nos muestra, realmente, que Jesús forma Sus discípulos para una misión muy especifica.

Dijo la Palabra que ellos se reuniran; la palabra “se reunieron”, en griego, es synagogue, es nueva sinagoga. Tu sabes que en la sinagoga era un lugar de conforto con la Palabra de Dios, era el lugar de reflexión, de interpretación, era un lugar de vivencia de la Palabra de Dios. “Escucha, Israel: Yavé, nuestro Dios, es Yavé-único” (dt 6, 4). Entonces, ahora, Jesús se presenta como este nuevo espacio donde los discípulos, es decir, cada uno de nosotros, podemos confrontarnos con Su Palabra para hacernos un camino de conversión, de cambio de vida. Jesús, ahora, es la nueva sinagoga, el lugar de la Palabra de Dios.

“Los discípulos están en el alrededor de Jesús”. La expresión “alrededor de Jesús, nos recuerda un confronto, el confronto con lo que hablo y hago, con lo que habla y hace Jesús. Es decir, un gran remedio contra el referenciar a sí mismo, porque nosotros corremos mucho riesgo de vivir referenciando a sí mismo, de sernos referencia de nosotros mismo, pero el hecho de estarnos cerca de Jesús nos posibilita ese confronto: lo que hablo, lo que hago con lo que habla y hace Jesús. Esta es una realidad extremamente necesaria para todos nosotros que vivimos la Palabra de Dios, que luchamos para vivir la Palabra de Dios. ¡Necesitamos de este confronto!

Jesús, ahora, es la nueva sinagoga, el lugar de la Palabra de Dios

Jesús llama Sus discípulos para estar solos en un lugar desierto para descansar. Ese reposo aquí es la tierra prometida, es el punto de llegada para todo discípulo. No es solo un reposo corporal, pero aquí habla de aquel momento, de aquella llegada, de aquella meta donde cada uno de nosotros es destinado a llegar. Existe un cumplimiento de las promesas de Dios en mi vida y en tu vida, y nosotros somos destinados a una meta, nosotros somos destinados a un reposo, a un descanso, nuestra tierra prometida, que es la vida eterna con el Señor. Por eso, todo lo que nosotros vivimos, todo lo que nosotros hacemos necesita siempre apuntarnos para esta meta.

En el desierto, fue donde Dios dio de comer a Su pueblo. Te recuerdas de eso: cuando el pueblo de Dios camino en el desierto hacia la tierra prometida, Dios dio de comer el maná, Dios dio a Su pueblo el alimento de cada día, y Él quiere alimentar su pueblo, Él quiere alimentar a mí y a ti con el pan vivo que vino del Cielo, que es el Cuerpo y Sangre de Su Hijo. Eso nos recuerda profundamente nuestra Eucaristia dominical. ¡Que tesoro! Alimento de la Palabra de Dios, alimento del Cuerpo y Sangre del Señor, es la Iglesia formada de los discípulos a los pies del Maestro, de los discípulos alrededor de Jesús.

Sobre todos vosotros, la bendición de Dios Todopoderoso. Padre, HIjo y Espíritu Santo. ¡Amén!


Padre Donizete Ferreira

Sacerdote da Comunidade Canção Nova.

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.