17 Mar 2018

Jesús vence la división del mal que hay en el mundo

La “división” que Jesús opera es, justamente, separar lo correcto del equivocado; el bien del mal

“Y por causa de él, se produjo una división entre la gente. Algunos querían detenerlo, pero nadie puso las manos sobre él” (Jn 7, 43-44).

Jesús es la causa de división en nuestro medio, pero la “división” que Él opera, es, justamente, separar el correcto del incorrecto; el bien del mal. Esta división no es nosotros colocarnos unos contra los demás, por el contrario, son aquellos que no aceptan y ni acogen Jesús.

Jesús no se separa de nadie y ni excluye nadie. ¡El Evangelio es excluyente, él es salvífico! Y la salvación de Jesús es para todos, por ese motivo, no podemos rechazar nadie y ni separar las personas del Evangelio de la salvación.

No es Dios que se separa de nosotros, somos nosotros quien hacemos la opción de separarnos de Dios y de vivirnos lejos de Él, quien siembra la discordia y la separación no es el Señor.

Es verdad que, Su Evangelio viene quitar el mal que hay en el mundo, porque el mal causa división, separación, desunión, el mal causa todo aquello que estropea las relaciones humanas; y cuando hay la presencia de Dios delante de estas maldades, Su presencia causa división.

La división es acoger o rechazar Jesús, amarlo y odiarlo. Es por causa del odio y de la envidia de muchos que, Jesús va ser condenado a la muerte. Quien no acepta, rechaza; quien no ama, expulsa; y todo lo que ellos quieren es expulsar Jesús del medio del pueblo, de la vida que llevaban.

No rechazamos Jesús, no Lo expulsemos de nuestra vida. El diablus, el separador quiere separarnos de Dios, pero Él nos quiere unidos. No nos separemos de Dios, no nos separemos unos de los otros. Promovamos la concordia, la paz, el Reino de Dios sin dispersar discordia, sin despajar la cenizas de la separación. Hay aquellos que creen que separándose es que producirán lo mejor, hay aquellos que creen que sembrando discordia, confusiones, peleas es que promoverán el Reino de Dios.

El Reino de Dios es aquel que promueve la unidad, primero, la unidad del hombre con Dios. El Reino de Dios es aquel que quita de nosotros lo que no es de Dios, porque el Reino de Dios nos ayuda a vivir y a convivir con las diferencias de opiniones, de conceptos, pero amar lo esencial.

El primero esencial que amamos por encima de todas las cosas es Dios, solo no podemos usarlo para ser la justificación para nuestras peleas, acusaciones, para todo espíritu diabólico que actúa en la humanidad.

Fue con mucha violencia verbal que rechazaron Jesús, no usemos de ninguna forma de violencia para promover la discordia y la separación

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.