28 Dec 2018

Jesús vino dar sentido a nuestra vida

Jesús vino para rescatar la vida, dar el verdadero sentido y el valor para la vida humana

“Herodes se enojó muchísimo cuando se dio cuenta de que los Magos lo habían engañado, y fijándose en la fecha que ellos le habían dicho, ordenó matar a todos los niños menores de dos años que había en Belén y sus alrededores” (Mt 2, 16).

Jesús vino para traernos vida en abundancia, Él nació para dar dignidad plena para toda la vida humana. Hoy, nos volvemos para la vida humana triste, negada; para la vida humana que esta siendo humillada y perseguida.

Hoy, buscamos meditar en los niños inocentes que el tirano Herodes buscó extirpar, eliminar y matar. En la verdad, él quiere matar Jesús porque lo matando estaría matando el Señor de la vida. En el lugar de Jesús mueren niños inocentes.

Nos volvemos para los tiempos en que vivimos, donde niños continúan a morir. Hay niños que mueren y son muertas en el vientre de sus madres por el delito del aborto, niños que no tiene el derecho de vivir, nacen y son victimas de hambre, de la guerra, de la persecución y de descanso humano; niños que son victimas de enfermedades, de poco caso y de la soberbia humana.

Hoy, queremos meditar como estamos preocupándonos y cuidando de la vida humana en todas sus etapas, desde aquella que fue concebida en el vientre de su madre al anciano que parece que lleva una vida sin sentido y que, muchas veces, es olvidado, suelto y apresado hasta la muerte.

Jesús vino para rescatar la vida, dar el verdadero sentido y el valor para la vida humana. No podemos quedar solo centrados de forma mezquino en nuestra vida personal e individual y olvidar que la vida humana esta siendo atacada, que millones por ese mundo afuera están siendo amenazados de vivir y existir.

Salvemos nuestros niños, cuidemos de ellas, cuidemos de la vida desde el momento que ella es concebida. Seamos cada vez más promotores de la cultura de la vida y, de todas las formas, no permitamos que la cultura de muerte esté siendo sembrada entre nosotros.

Cuidemos de los niños y de las vidas que nacieran, que tuvieran en nuestro medio. No podemos permitir que niños mueren de hambre, que niños pasan hambre, sea en nuestras ciudades, en nuestros barrios, sean en situaciones muy periférico de nuestro país, de nuestro continente y del mundo en que vivimos.

Las razones que llevan algunos niños y estar expuestas a las miserias son muchas, pero mientras las discusiones no llegan a un acuerdo salvemos nuestros niños, no permitamos que ellas sean exploradas sexualmente y materialmente hablando en el mundo en que vivimos.

Es necesario salvar, rescatar y cuidar de la dignidad de la vida humana en todas las etapas que ella esta. No permitamos que la cultura de la muerte y de la exploración continúe tratando mal la vida humana.

Jesús no vino solo para que tengamos vida, pero Él vino para que tengamos la vida en Él para que rescatamos la vida humana en todas las situaciones.

Donde tiene una vida humana pulsando en el vientre de una madre, en el lecho de un hospital o tal vez suelto en una esquina de la vida, es necesario que rescatemos, valoricemos y salvemos esta vida.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.