26 Dec 2020

Jesús nació para transformar nuestra vida

“Mientras lo apedreaban, Esteban oraba, diciendo: Señor Jesús, recibe mi espíritu” (He 7, 59).

Estamos celebrando las alegrías del nacimiento de Jesús, son ocho días donde la Iglesia vive un único Jubilo: el nacimiento de Nuestro Señor y Salvador Jesús Cristo. Jesús naciendo vino transformar la vida y el corazón de aquellos que acogerán como Salvador. Por eso, en este primero día de la Octava de Navidad, tenemos la gracia de celebrar San Esteban, el primer mártir, el primer quien dio la vida por causa de Jesús.

Jesús dio su vida por nosotros, Él nació para todos nosotros; y nuestra vida pasa a tener sentido en Jesús, como Nuestro Señor y Salvador.

Mira, Esteban se convirtió al Evangelio, él acepto Jesús como Señor y Salvador de su vida, y, a partir de entonces nació un hombre nuevo, lleno e impregnado de la fuerza del Espíritu, nació un hombre apasionado por el Evangelio, nació un hombre impregnado de Jesús Cristo, apasionado por Nuestro Señor y salvador.

Esteban se lleno de Jesús; en su boca, en sus actos, en sus actitudes, en todo estaba presente. Él predicaba, anunciaba, testimoniaba, proclamaba y vivía intensamente la vida de Jesús en su vida.

Jesús nació para todos nosotros y nuestra vida pasa a tener sentido en Él

Reconocer el nacimiento de Jesús es llevar la vida en nombre de Él, y todo lo que Esteban vive es la vida en nombre de Jesús. El nacimiento de Jesús molesto a muchos, por eso perseguirán a Él desde Su nacimiento, y aquellos que siguen a Jesús con coherencia de vida molestan el mundo y las realidades.

Jesús vino para molestar, por ese motivo, no tengamos miedo de molestar. Nuestra única preocupación es el Evangelio no molestar nuestro interior, nuestra vida queda molestada con las cosas de la forma que esta, con los pecados, con toda la normalidad. El Evangelio es para quitarnos de nuestra comodidad. Por eso, molestaba mucho y, así como quitaban la vida de aquel Niño cuando creció, el Hombre Jesús, ellos también quitaban la vida de Esteban.

Esteban no solo da a ellos la gracia de quitaren, pero él mismo entrega su vida. Aquel que amo en la vida, también ama en la muerte; y Él muere, así como vivió: amando y perdonando. Que Santo Esteban, el primer mártir de la Iglesia, nos enseñe a vivir un amor apasionado por el Niño Jesús, para que llevemos también la vida en nombre de Él.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.