10 Apr 2019

Jesús es la única verdad que liberta nuestra vida

“Si ustedes permanecen fieles a mi palabra, serán verdaderamente mis discípulos: conocerán la verdad y la verdad los hará libres” (Jn 8, 31-32).

Permanecer en Jesús es permanecer en Su Palabra, escuchando, aguardando y practicando la Palabra de Jesús. Un buen discípulo es aquel que escucha su maestro; un buen hijo es aquel que escucha sus padres; un buen paciente es aquel que escucha su médico. El buen médico, el buen padre, aquel que, de verdad, nos guía para la salvación es Jesús.

Dejémonos ser guiados por Jesús escuchando Su Palabra, permaneciendo en Él, porque podemos quedar un tiempo con Él, escuchando a Él a veces, pero eso no nos salva. Lo que nos salva es permanecer en Él sin salir de Él, permanecemos en la Palabra de Él sin abandonar.

Necesitamos escuchar la Palabra de Jesús aún cuando no estamos con ella en la mano. En todas las circunstancias que vivimos en esta vida, lo mucho que necesitamos es dar atención a la Palabra de Jesús, porque es palabra que salva, liberta y nos da sabiduría.

Si permanecemos en la Palabra, vamos ser, de verdad, discípulos de Jesús. Sino permanecemos en la Palabra, vamos ser malos discípulos o ni vamos ser Sus discípulos. Permaneciendo en Él, conocemos la verdad. ¿Que es la verdad? No es la verdad que creemos que es la verdad tampoco la verdad que los demás nos enseñan.

Es Jesús que, verdaderamente, nos salva y nos liberta

Existe una única verdad: a quien viene de Dios, que ilumina y liberta, la verdad que nos arranca de la oscuridad del mal y nos pone en la presencia del verdadero bien, que es Dios. Dejémonos ser libertos y salvos por Jesús, libertos en el verdadero y bueno sentido de la liberación, no más en la esclavitud de nada tampoco de nadie, ni de casa ni de ninguna situación.

¡Que belleza este tiempo de la gracia que se llama Cuaresma! Miro para todos nosotros, que nos propusimos a vivir penitencias, renuncias y mortificaciones … ¡Que todo eso sea proclamación de nuestra libertad! Si hicimos todas las cosas, pero no escuchamos Jesús, no vamos ser libertos. Volvemos hasta comer más que comíamos, a hacer más mal que hacíamos, porque solo quien nos liberta del mal es Jesús.

Que la Palabra de Él permanezca en nosotros y nosotros permanecemos en Él, porque es Jesús quien, verdaderamente, nos salva y liberta,

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.