14 Apr 2020

Jesús es nuestra razón de vivir

María se había quedado afuera, llorando junto al sepulcro. Mientras lloraba, se asomó al sepulcro” (Jn 20, 11)

María es la mujer que llora, María Magdalena son todas las mujeres, son todos los hombres que lloran, porque están en búsqueda de la razón y de la alegría de vivir.

Para María Magdalena, la alegría de tu vida, la razón de tu vida se llamaba Jesús. Desde que ella se encontró con Jesús, Él se convirtió la alegría y la razón de tu vida, que fue transformada, y ella nunca más fue la misma mujer.

Cuando María encontró Jesús, toda tu vida vieja, todo lo que había ocurrido con aquella mujer, fue transformado por el amor misericordioso de Jesús. Por eso, cuando mataran el Señor, tu corazón también fue arrasado, tomado por la tristeza, porque ella no había otra razón para vivir aún que sea Él, por eso ella lloraba y su corazón estaba amargado y soltando lagrimas.

¿Por que lloras? ¿Qué quita la alegría de tu vida? ¿Cuál es su razón de vivir? ¿Dónde esta poniendo el sentido de su existencia? Si es en Jesús, en Dios, no llores. Fue eso que el ángel dijo a María: “¿Mujer, por que lloras?”.

Es Jesús quien nos consuela, nos alegra y nos dá la razón de vivir

Se encuentre con el Resucitado en medio las tinieblas y a la oscuridad que, muchas veces, están involucrando la humanidad, la sociedad, nuestro corazón y nuestra vida. Se recoja, va para el túmulo como fue María Magdalena para buscar el Señor, para encontrar el Señor que había robado y matado. Ella buscaba a Él donde Él fue puesto.

Busque Jesús donde Él se encuentra, busque Jesús en el túmulo de tu corazón, busque Jesús en el túmulo de su rincón. Se encuentre con Jesús, permita que Él pueda secar tus lagrimas, quite toda la tristeza de tu corazón y consuele tu llanto.

Todos nosotros pasamos por decepciones, situaciones amargas y complicadas de la vida, en que perdemos hasta el aliento de vivir. Es Jesús, sin embargo, quien nos consuela, nos alegra y nos dá la razón de vivir. Es Jesús quien transforma nuestra vida, como transformo el corazón de María Magdalena. Ella se encontró con el Resucitado y sus lagrimas se transformaran en fe, esperanza y anuncio, porque ella fue anunciar a los discípulos: “Yo encontré el Señor”, y contó todo lo que Él hizo en su corazón.

¿Por que no estamos contando todo lo que Jesús hizo y hace en nuestra vida? Es porque quedamos en el túmulo vació sin encontrarnos con Él, con el alma y el corazón vació, o porque estamos presos a la muerte y no a la vida.

Anunciemos que Jesús esta vivo y que Él es nuestra razón de vivir.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.