28 Mar 2022

Fortalezca su relación con el Padre del cielo 

Había en Cafarnaún un funcionario del Rey que tenía un hijo enfermo. Escuché decir que Jesus había venido de la Judea para la Galilea. El salió a su encuentro y pidió que fuera a Cafarnaún curar su hijo, que estaba muriendo, Jesús le “Si no ves señales y prodigios, no vas a creer”. El funcionario del rei dije; Señor, dice antes que mi hijo venga a morir” Jesús le dijo; Puedes ir, tu hijo está vivo”. El hombre creyó en la palabra de Jesus e fué para casa. En Cuanto decía para cafarnaún, sus empleados fueran a su encuentro, diciendo que su hijo estaba vivo” (Juan 4, 47-50) 

Vea mis hermanos, Jesús dice; Su hijo está vivo, los empleados de este funcionario del rei dijeran; “Aquel hombre acredito en la palabra de Jesus, aquel hombre acredito en el milagro que estaba allí delante de sus ojos. El pidió a Jesus que realizara aquel milagro, el deseo con Jesus a Cafarnaún, él escuchó dos anuncios – tanto de la parte de Jesusm como de la parte de los empleados -, y, en el final del evangelio de hoy, dice que el abrazo con fe. 

Vea un camino que él hace, vea el recorrido que este hombre hace, porque, en la verdad, el Evangelio no quiere hablar de cura de hijo porque aquel hombre acreditó en la palabra de Jesus. Y la cura del padre aquí es mayor que la propia cura física del hijo porque el padre necesitaba vivir de la fe, aquel padre necesitaba hacer una experiencia de confiar en plenitud, de forma total en la palabra de Jesus. Y, ciertamente, es esto que necesitamos; mi corazón y su corazón necesita vivir de fe, necesita vivir de fe y de confianza en el Señor. 

Que bueno si nosotros experimentamos, de hecho y profundamente, que Dios es nuestro padre, que Él cuida de nosotros.

La fe transforma al padre y al niño. Es interesante que la palabra del Evangelio , en la traducción en portugues, repite los mismo términos, pero la traducción original es diferente. La fe transforma al padre porque, en el comienzo del evangelio, dice que él era un funcionario, después, la Palabra dice que él era un hombre, y en el final, llama al padre. Del otro lado, el niño. Primero es un niño, después vá creciendo, y después es un hijo. Vea el movimiento de la fe, lo que Él hace en la vida del hijo, pero también en la vida del padre. 

La fe muda la relación de padre con hijo, la fe provoca la cura más profunda, que es el relacionamiento de padre con hijo, y eso se refleja en nuestra relación con el Padre del cielo. Porque muchas veces, nuestra relación con Dios también está enferma, nuestra relación con Dios está muerta, y hoy, esta palabra necesita curar nuestra relación con el Padre del cielo, necesitamos relacionar con Él como hijos porque somos hijos, y necesitamos relacionar con El como padre porque Dios es nuestro padre. 

En esta cuaresma, qué gracia si recibimos realmente el milagro de una cura profunda de nuestra relación con Dios. Que bueno si experimentamos, de hecho y profundo, que Dios es nuestro padre, que Él cuida de nosotros. Nunca más viviremos como esclavos, nunca más dudaremos de que Dios está con nosotros, nunca más dudaremos que Él está a nuestro lado todos los días. Que esta cura ocurre en nuestro corazón, que esta cura ocurre en nuestro interior, para que aprendamos definitivamente que Dios es nuestro padre. 

Sobre nosotros, la bendición de Dios todopoderoso, padre, hijo y espíritu Santo. Amém!


Padre Donizete Ferreira

Sacerdote da Comunidade Canção Nova.

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.