14 Feb 2021

La fe humilde restaura todas las cosas

“Se le acercó un leproso, que se arrodilló ante él y le suplicó: Si quieres, puedes limpiarme” (Mc 1, 40).

Es impresionante la fe de ese leproso, mas impresionante es la situación de él porque él no podía acercarse de Jesús. Un leproso, en aquella época, en aquellas condiciones, no podía acercarse de las personas. ¡Que belleza! Él rompió con todos los preceptos y prejuicios sociales, rompió las barreras que convertía marginal, que puso a las orillas de la sociedad y, movido por la fe y la humildad, fue suplicar a Jesús la gracia de ser curado, de ser liberto, limpio y purificado.

Nosotros, muchas veces, quedamos atados en nuestros traumas, en nuestros complejos, algunas veces en la superioridad, de inferioridad otras paramos en las derrotas y en las frustraciones. La gracia de Dios está por todos los lados. Necesitamos correr atrás de ella y ninguna lepra puede pararnos, ninguna enfermedad puede detenernos, ningún complejo puede prendernos, ningún miedo puede atarnos, cuando somos movidos por la fe, cuando confiamos y tenemos la seguridad de que es Jesús quien puede hacer por nosotros.

La fe humildad lava, purifica, restaura y haz nueva todas las cosas

No importa el tamaño de mi pecado, de mi impureza o de mi suciedad: “Si quieres, tienes el poder de sanarme”. “¡Yo quiero: queda curado!”. Jesús quiso que aquel hombre queda curado y limpio, y él quedo, pues la fe hace eso. Aquella fe que es autentica y verdadera, aquella fe de entrega, de tirarse, aquella fe que es humilde lava, purifica, restaura y haz nueva todas las cosas.

Es con esta fe que vamos al encuentro de Jesús, que nos pone a los pies de Él, y Jesús nos renueva, nos santifica y nos convierte una nueva criatura. Tirémonos, hoy, a los pies de Jesús, nos panguémonos a los pies del Maestro de Jesús y pidamos: “Señor, si quieres, puedes curarme”. No es por causa de mí, no es porque soy importante, no es porque tengo esta función, esta ocupación, es porque el Señor es Señor e yo soy ese miserable y pecador necesitado de Su amor y de Su misericordia.

Imploremos por la misericordia de Dios, para que Él venga a nuestra ayuda.

Lee más y conozca:
.:Es necesario buscar siempre la humildad
.:Papa indica el camino de la humildad para alcanzar la salvación

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.