20 Oct 2020

Estén siempre preparados para el encuentro con el Señor

“Estén preparados, ceñidos y con las lámparas encendidas. Sean como los hombres que esperan el regreso de su señor, que fue a una boda, para abrirle apenas llegue y llame a la puerta” (Lc 12, 35-36)

¡Que maravilla y que gracia saber que estamos esperando el Señor llegar! El Señor, el Novio, esta a la puerta, y cualquier momento Él llega, y no podemos abrir las puertas de nuestra casa, de nuestro corazón y de nuestra vida con todo que no esta preparado y desorganizado.

Necesitamos ser personas siempre listas para partir, a morir, a tomar otros caminos. Tenemos que salir de esta maldita cultura de todo improvisar y hacer de cualquier forma, porque nuestra propria espiritualidad esta quedando desordenada, porque estamos llevando las cosas de cualquier forma.

No podemos dejar que nuestra espiritualidad sea de aquellas personas imprudentes. Si hay una cosa que Jesús nos advierte es que necesitamos estar siempre listos. Necesitamos, de hecho, vivir como personas que, a cualquier momento, tenemos que prestar cuenta de nuestra vida.

Necesitamos estar con los riñones ceñidos, es decir, listos a prestar cuentas, cuando ir al encuentro del Señor

¿Si llegó, ahora, en tu casa y llamo a tu puerta, sera que tendré condición de entrar? Llegamos de sorpresa en la casa de alguien, y la persona no sabe lo que hace: “¡Mira, el padre llego!”, y corre diciendo: “Disculpa, esta un poco desordenado mi casa”. Pero, normalmente, esta siempre desordenada. A veces, nuestra habitación esta siempre desordenado. No podemos quedar acumulando cosas, no podemos quedar acumulando desordenes, no podemos dejar nuestra vida desordenada.

Es un mal costumbres, como es un mal quedar acumulando vajillas sobre vajillas, cosas sucias sobre cosas sucias, ropa sucia sobre ropa sucia, desordenes. Es un mal para nuestra vida espiritual quedar también dejando de cualquier forma, es decir: “Después veo eso”; “Después organizo eso”. Y, desgraciadamente, nuestra vida espiritual, nuestra vida humana, es una desordene.

Necesitamos estar con los riñones ceñidos, es decir, listos a prestar cuentas, a ir al encuentro del Señor. Si dicen: “Jesús está allí”, y decimos: “Espera, voy arreglar”, “Voy confesar”… Él va y nosotros quedamos.

No da para improvisar, no da para engañarnos, quedar iludidos, no da para mentir para nosotros mismo. Hay mucha cosa en nuestra vida que esta desordenada aquií y allá, y necesitamos poner en orden, necesitamos ser los verdaderos amigos del Novio, listos para ir a Su encuentro a cualquier momento.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.