20 Dec 2019

Este siempre en la presencia del Señor

“¡Alégrate!, llena de gracia, el Señor está contigo” (Lc 1, 28)

Cremos en este tiempo cerca de la celebración de Navidad del Señor, entrando en este misterio profundo del amor de Dios por nuestra humanidad. El amor por la humanidad comienza con esta humilde sierva, la criatura humana más bendecida: la Virgen María.

Cuando el ángel entra en la vida de María, en la presencia de ella, él dijo: “ ¡Alégrate!. No se trata de la alegría pasajera, como una cosa rutinera, pero la alegría de exultar el alma, la alegría de decir que su alma encontró el sentido pleno y total de la existencia.

Cuando Dios se manifiesta a nosotros, mismo en medio de muchas cosas tristes por las cuales pasamos, Él nos trae la alegría de exultar en Su presencia. Y allá estaba María toda en la presencia de Dios, y quien esta en la presencia de Dios, Él permite aquella alma exultar con Su presencia.

Cuando miramos para María, no encontramos en ella espacio vacio, espacio donde el pecado, la perturbación del mundo, la presencia mundana encuentre manifestación toda llena por la gracia de Dios, toda plena de Dios, toda llena de Dios, toda vuelta para Dios, elegida por Él para ser su sierva.

No puede haber júbilo mayor para una alma que estar en la presencia del Señor

La gracia de María es la gracia de ser hija de Dios, pero la gracia de María es la gracia de ser Madre del Salvador Jesús, y para ser la Madre de Él ella se convertió esposa del Espíritu. La gracia de convertirse no solo llena del Espíritu en el alma, pero llena de Espíritu en el vientre, porque la unión de su naturaleza humana con la gracia divina del Espíritu engendra Jesús nuestro Salvador. La gracia plena de Dios esta en ella, y por eso el ángel dijo: “El Señor esta contigo”.

Cuando miramos para María, contemplamos en ella la criatura humana salva, rescatada, redimida y plena de Dios aquí en la Tierra y plenamente en el Cielo.

Hoy, miramos para María para entendernos lo que Dios quiere hacer en nosotros. Él quiere siempre agraciarnos, alegrarnos y llenarnos de Su presencia.

Que María nos enseña el camino para encontrarnos la verdadera alegría, la gracia que nos salva y, especialmente, la gracia de estar siempre en la presencia del Señor.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.