03 Feb 2022

Entregue tu corazón a la voluntad de Dios

“Llamó a los Doce y comenzó a enviarlos de dos en dos, dándoles poder sobre los espíritus impuros. Les ordenó que no llevaran nada para el camino, fuera de un bastón: ni pan, ni morral, ni dinero; que llevaran calzado corriente y un solo manto” (Mc 6, 7-9).

El cristianismo no es carrera solo, es siempre estar en la compañia de alguien, es comunidad. Por eso, Jesús llama Sus Doce y comienzan a enviarlos dos a dos. Si nosotros pensamos con nuestra lógica humana, eran doce los discípulos; Jesús podría alcanzar 12 lugares mandando uno para cada lugar, pero no esta en juego una estrategia, y sí la creación de una fraternidad. Jesús esta preocupado en crear una comunidad, para que la comunidad de Sus discípulos sea para todos testimonio de comunión y de unidad. ¡Eso es muy importante!

Si los dos están en comunión, Jesús esta en medio de ellos, y Él mismo aseguro eso: “Pues donde están dos o tres reunidos en mi Nombre, allí estoy yo, en medio de ellos” (Mt 18, 20). Nuestra parte es formar comunión siempre, y es hacer comunión siempre.

Jesús recomendo que no llevasen nada, porque el discípulo necesita dar su corazón, él necesita dar a sí mismo y no dar cosas

Lee más: 
.:Dios está con nosotros
.:Necesitamos reconocer nuestras debilidades y entregarle a Dios

La Palabra dice que “les ordenó”. Cuando Jesús ordena, es porque los discípulos no harían aquello de forma espontánea, entonces, Jesús necesita dar una orden, y esta orden necesita ser obedecida.

Somos maestros en llevar lo que no es esencial, nos gusta muchas las cucherías, nos gusta mucho las cosas superficiales, y Jesús quiere siempre llevarnos al esencial. Si alguien no tiene nada, entonces esta persona va dar de sí misma. Por eso Jesús recomendo que no llevasen nada, porque el discípulo necesita dar su corazón, él necesita dar a sí mismo y no dar cosas, pero dar el propio corazón.

Es interesante que Jesús dice para llevar el bastón, la única cosa para ser llevada. ¿Recuerda el bastón de Moises que liberto el pueblo en la travesía? ¡El bastón recuerda la Cruz de Cristo, el leño de la Cruz, un instrumento con el cual la humanidad fue salva, eso es muy importante! La Cruz de Cristo es la única cosa necesaria en nuestra vida y en nuestra misión, porque por medio de la Cruz la redención llego a toda la humanidad.

“Ni pan”. El pan nuestro de cada día, Dios no da; la preocupación exagerada no tiene lugar, porque Dios cuida de nosotros. La providencia Divina guia nuestra vida y toma cuenta de todo. “Ni bolsa”. ¡Jamás acumules, jamas dejar que, nuestro corazón, se van acumulando pesos y cosas que no hacen parte de nuestra vida! Por fin, “ni dinero”. Nuestra confianza es Dios y solo Dios, nuestra riqueza es Dios, la preciosidad de nuestra vida es la Palabra de Dios, es ella que nos guarda, que nos guía.

Pidamos al Señor la gracia de ese abandono total de Su voluntad, un desprendimiento en nuestro corazón de todo aquello que nos quita de la voluntad de Dios, que nada robe el lugar de Él, pero que nosotros nos vaciemos para llenarmos solo de Él.

Sobre todos vosotros, la bendición de Dios Todopoderoso. Padre, Hijo y Espíritu Santo. ¡Amén!


Padre Donizete Ferreira

Sacerdote da Comunidade Canção Nova.

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.