22 Dec 2017

Vamos llenar nuestra alma de Dios

Cuando vivimos una relación de comunión con Dios, nuestra alma exulta de: alegría; alabanzas; acciones de gracias y reconocimiento

“María dijo entonces: Mi alma canta la grandeza del Señor, porque el miró con bondad la pequeñez de tu servidora. En adelante todas las generaciones me llamarán feliz, porque el Todopoderoso he hecho en mí grandes cosas: ¡su Nombre es santo!” (Lucas 1, 46-49).

Hoy, entramos en el alma, en el espíritu de María y encontramos en Ella una mujer agradecida, que engrandece al Señor, que alaba, bendice y alaba a Dios por todo lo que Él realizó en Ella, por Ella para toda la humanidad.

Una alma agradecida es un alma reconocida. Es aquella que reconoce la gracia; esta alma es reconocida por Dios y aquel que es reconocido por Él, reconoce la gracia de Él, la cual, habita el corazón y el alma.

En el mundo en que vivimos, donde hay un espíritu muy negativo, muchas reclamaciones, murmuraciones del mundo, ese no reconoce la grandeza de Dios; necesitamos ser personas de acciones de gracias, de profunda gratitud a Dios. Cuando vivimos una relación de comunión con Dios, nuestra alma exulta de: alegría, alabanzas, acciones de gracias y reconocimiento. Primero, por el poder, por la grandeza, bondad y acciones de Dios por estar en nuestro medio.

Aunque no seamos dignos y estamos contaminados por la maldad, por el pecado; aún que tengamos despreciado a Dios con la vida, con los actos; Él quiere vivir, habitar y estar en nuestro medio. ¡Es por eso que nosotros tenemos que engrandecer, alabar, bendecir y adorar ese Dios vivo y presente en nuestro medio!

María es la mujer de la acción de gracias, es la mujer que reconoce que todo lo que hay en Ella es prodigio, acción y poder de Dios. Hoy, tomamos los labios de la Virgen María para purificar nuestros propios labios. Si la boca habla de lo que el corazón esta lleno, María estaba llena de Dios. Y quien esta lleno de Dios, el corazón engrandece, alaba y bendice a Él.

Queremos, en este tiempo de gracia, llenarnos de Dios, queremos que Él habite plenamente en nosotros para que podamos, también, con la “boca” alabar, bendecir, engrandecer, y exultar de alegría en Aquel que es el Dios de nuestra vida, que vive y habita en nuestro medio.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.