26 Jan 2019

Es necesario encender la llama del don de Dios en nosotros

Necesitamos levantar el don que fue concebido del Espíritu para no quedar en la timidez

“Por eso te recomiendo que reavives el don de Dios que has recibido por la imposición de mis manos. Porque el Espíritu que Dios nos ha dado no es un espíritu de temor, sino de fortaleza, de amor y de sobriedad.” (2 Tim 1, 6-7).

Tenemos la gracia de celebrar, hoy, dos discípulos de Pablo: Timoteo y Tito. Conocemos estos dos apóstol, estos dos obispos de Iglesia Primitiva por las cartas que Pablo escribió a ellos. Fue Pablo que escribió a Tito, fue él que escribió dos cartas a Timoteo, porque estas dos era íntimos de él, queridos por él, fueron hijos que Pablo genero en la fe. Por eso, Pablo tiene toda esta atención para con ellos.

Pablo esta diciéndoos hoy: “Es necesario que revives y encienden la llama del don de Dios, la gracia del don de Dios que concedí a ti por la imposición de mis manos”.

¡Como es bueno ayudarnos a encender las llamas uno de los otros! Si miramos para nuestra historia, vamos ver que tuvimos muchos “Pablos’ en nuestra vida, personas que fueron muy importantes, que pasaran para nosotros la llama de la fe. Desde nuestros padres, que nos llevaran para las aguas del bautismo, donde esta llama fue encendida, incluso aquellos que nos evangelizaran, nos catequizaran, nos formaran y han mostrado el camino de nuevo de la Iglesia, nos dieron el aliento de la fe, como nosotros también nos convertirnos Pablo en la vida de otros.

Hoy, necesitamos de estas dos gracias: la primera es tener Pablos que vengan encender, reanimar, robustecer la gracia de Dios en nuestro corazón. Necesitamos hacer lo mismo, necesitamos ir al encuentro de personas, de hombres y mujeres que, muchas veces, están en la berlina y se conforman con más o menos.

Según, necesitamos levantar el animo, la dinámica evangélica, el amor a Cristo, levantar el don que fue concebido del Espíritu para que no quedemos en la timidez, porque no fue ese espíritu que recibimos. Recibimos el espíritu de fortaleza, de amor y sobriedad. ¡Que Dios fortalezca ese espíritu en nosotros!

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.