05 Oct 2019

Dios se revela a los pequeños

“Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, por haber ocultado estas cosas a los sabios y a los prudentes y haberlas revelado a los pequeños. Sí, Padre, porque así lo has querido” (Lc 10, 21)

El Reino de Dios, los secretos y la belleza de Él no son revelados a los sabios, a los inteligentes, a los que se creen capaces ni los que tiene más sabiduría y conocimiento que los demás.

La sabiduría de Dios se revela en la humildad. Ella es concedida a los pequeños, aquellos que no se llevan por el orgullo, por la soberbia, por ponerse por encima de los demás.

¡Como necesitamos saber callarnos, saber silenciar! No es, sin embargo, el silencio del conformismo, de creer que todo esta bueno y correcto. Es el silencio de la escucha, de la obediencia, es el silencio de buscar escuchar la voluntad del Señor para seguirlo de todo el corazón. Es el silencio de la humildad, es el silencio donde Dios entra en nuestra alma para revelarnos la verdadera, autentica y única sabiduría.

Nuestra alegría es sernos pequeños discípulos del Señor

No queremos levantar nuestra voz para gritar, para sernos conocedores y ponernos por encima incluso de la propia Iglesia. Necesitamos y queremos ser humildes siervos del Señor y de la Santa Madre Iglesia. Dejar que Dios nos hable en nuestra pequeñez y en nuestra humildad. Y si no tenemos humildad, necesitamos buscarla, porque el orgullo es una tentación terrible.

La arrogancia que proviene del orgullo nos deja soberbios e insoportables incluso para quien vive con nosotros. Dios se revela a los pequeños, Él nos da la gracia para que llevemos Su nombre, Su amor a los corazones cuando, de hecho, tenemos humildad en el corazón.

Pidamos a Jesús, que alaba el Padre de todo corazón, para que nosotros también podamos experimentar el sabor y la alegría del Reino de los Cielos, presente en nuestro medio.

Nuestra legría no es expulsar demonios, nuestra alegría no es saber o conocer, nuestra alegría es sernos pequeños discípulos del Señor, porque, así, mas cercanos estamos del Señor, y nuestro nombre esta escrito en el corazón de Dios.

Muchas veces, no somos recordados ni agraciados, pero no tiene importancia, porque lo más importante es que nuestro nombre esté en el corazón de Dios.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.