21 Dec 2017

Dios quiere que seamos benditos

En la escuela de María tenemos lecciones muy importantes para que, también, seamos benditos em la vida en que llevamos

“Apenas esta oyó el saludo de María, el niño saltó de alegría en su seno, e Isabel, llena del Espíritu Santo, exclamó: ¡Tú eres bendita entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre! ¿Quién soy yo, para que la madre de mi Señor venga a visitarme?” (Lucas 1, 41-43).

Hoy, contemplamos María como el lugar de la morada de Dios. Contemplamos La Madre de todas las madres. Bendito es el fruto; El Fruto es Aquel que nace de María, que esta dentro de Ella, es el Bendito para siempre, el Hijo de Dios. El Hijo Bendito y Eterno de Dios, hizo morada en el vientre y en el seno de María; Él hizo María bendita, porque, el Fruto que nació de Ella es bendecido.

Que bendición contemplamos la Virgen María, que maravilla contemplamos Aquella que “se hizo” morada de Dios. Que bendición contemplamos Aquella que es Bendita, que trajo la Bendición y el Bendito Fruto para nuestro medio.

Celebrar la Navidad es permitir que nuestra casa, nuestro lar, y cada uno de nosotros, nos convertirnos morada de Dios, lugar donde Él vive, habita, nace, y hace la gracia de Dios ocurrir.

María fue la primera y por excelencia – la “Bendita entre todas las mujeres”. Ni antes y ni después de Ella habrá una mujer tan bendita y bendecida, y no por los méritos de Ella, sino, por los méritos que están en Ella, de Aquel que Ella engendró.

Fue Jesús quien convirtió María bendecida y bendita. Dios quiere que seamos benditos, aventurados y bendecidos. Tenemos una escuela llamada: María. En la escuela de María tenemos lecciones muy importantes para que, también, seamos benditos en la vida en que llevamos.

María se puso toda a servicio del Señor, totalmente disponible para Él. María era mujer orante, que significa “Aquella que tiene comunicación con Dios”; Ella vive una comunión y una relacción con Él.

Necesitamos vivir en mayor sintonía con Dios, necesitamos tener comunicación y relación con Él. Necesitamos hablar con Dios, escucharlo. Solo puede hablar con Dios quien sabe escucharlo. María comprendió el momento de la gracia en su vida, porque, Ella vivía en comunión con Su Señor. Cuando vivimos comunión con Dios, Él habita y convierte nuestra vida bendita y bendecida.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.