20 Mar 2022

Dios espera por su conversión

En aquel tiempo, vinieron algunas personas trayendo noticias a Jesus a despecho de los galileos, que Pilatos había matado, misturando su sangre con los dos sacrificios que ofrecían. Jesus respondió: Usted piensa que este galileu eran más pecadores que todos los galileos, por qué tuvieron que sufrir tal cosa? Yo le digo que no. Pero si usted no se convierte, vá a morir todo de la misma manera”. Cierto hombre tenía una higuera plantada en su viñedo. Fué hasta ella a buscar los figos y no los encontró. Entonces, dise al viñatero: Ya hace tres años que vengo buscando fijos en esta figuera y nada encuentro. Corta-la! (Lucas 13, 1-3.6-7) 

Mis hermanos y mis hermanas, estamos en este tiempo cuaresmal buscando, con la gracia de Dios, cortar de nuestra vida todo aquello que afasta de Dios.; Queremos tirar de nuestra vida toda y cualquiera realidad de pecado que nos afecte de la voluntad y del querer de Dios. 

Cuando Jesus habla sobre el episodio, de estos galileos que murieron de esta forma trágica, El, en el final, dice: “de la misma manera”; No es que Jesus quería referirse a la forma trágica como estas personas murieron, porque Jesus no tenía placer de elencar la forma tan dramática con que estas personas perdieran la vida, pero El quiere resaltar la forma imprevisible con la cual esto ocurre. 

Y este es el punto de la reflexión para nosotros. Porque nosotros también muchas veces, pensamos tener más tiempo, pensamos hacer más alguna cosa, y eso puede causar en cada uno de nosotros aquel mal que ya hablamos aquí, que es el mal de la procrastinación, de dejar siempre para después las cosas que necesitamos hacer hoy, si yo pienso en hacer todavía muchas cosas, yo puedo perder el foco en aquello que hoy necesito hacer, en aquello que hoy necesito tirar de mi vida para que aumente la gracia de Dios. 

Pidamos al Señor que asumamos nuestro camino personal de conversion porque la Pascua del Señor se aproxima. 

En el final del evangelio, aparece una imagen de una higuera que Jesús presenta, mostrando para nosotros los días de nuestra existencia. Esta figueira somos nosotros, son los dones de Dios. Nuestra vida es un Don de Dios, no es un derecho los días que nosotros tenemos para vivir, pero nuestros días revelan la paciencia de Dios, el esperar de Dios, la paciencia de Dios en espera nuestra conversión. 

Dios es paciente, pero necesitamos tomar actitudes, necesitamos responsablemente tomar unas manos nuestro camino personal de conversión. Porque un día, todos prestaremos cuentas de nuestra existencia. Por eso, necesito entender quien yo evangelize con mi vida, quien yo oriente para el camino del Señor, cuáles son los frutos de conversión en mi vida, dónde están estos frutos. No es realización personal, no tiene nada ver con eso, ¡pero son los frutos espirituales! 

Esta higuera, que es nuestra vida, necesita dar frutos y para que ella de frutos, muchas veces, necesita de estas podas, necesitan para ocurrir en el hoy y en el ahora de nuestra vida, porque también pasaremos por la experiencia de prestar cuentas de nuestra vida a Dios. 

Entonces responsablemente, pidamos al Señor que asumamos nuestro camino personal de conversión porque la pascua del Señor se aproxima y necesitamos celebrarla con toda la dignidad.

Sobre todos nosotros, la bendición de Dios Todopoderoso, Padre, hijo, y Espíritu Santo, 

¡Amén! 


Padre Donizete Ferreira

Sacerdote da Comunidade Canção Nova.

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.