23 Aug 2019

Dios es el gran tesoro de nuestro corazón

“El Reino de los Cielos es como un tesoro escondido en un campo. El hombre que lo descubre, lo vuelve a esconder; su alegría es tal, que va a vender todo lo que tiene y compra ese campo” (Mt 13, 44)

¿Por que el hombre compra aquel campo? Porque en aquel campo tiene un tesoro oculto que no esta a muestra y no es encontrado de cualquier forma. Es porque ese tesoro es el más precioso y más valioso. Es el tesoro que da valor para nuestra vida y sentido a nuestra existencia. Es el tesoro esencial y fundamental del cual no podemos dejar de ninguna forma.

La joven que celebramos, hoy, Santa Rosa de Lima, patrona de la América Latina, tan joven entrego toda su vida para Dios. Una niña penitente, que amaba a Dios sobre todas las cosas; los sentimientos de su corazón y de su alma, sobre todas las cosas, estaban vueltos para el Señor Nuestro Dios.

Santa Rosa de Lima encontró ese tesoro precioso que brillo en su alma y en su corazón, por las virtudes evangélicas que ella vivió en cada día de su vida.

Pasamos toda la vida en búsqueda de cosas, valores, personas y situaciones para llenarnos. Somos personas inquietas e insatisfechas con todo lo que realizamos. Es muy raro encontrarnos la satisfacción, la realización de nuestra vida, hasta porque, algo que nos realiza ahora, después nos cansa; algo que nos hace bien en el momento, después se convierta bravo. Aquella que creemos que sería el sentido de nuestra vida provocan vacío en nuestra alma y corazón.

Es el tesoro esencial y fundamental de cual no podemos dejar de ninguna forma

Mucas veces, saltamos de un abismo para el otro en búsqueda de la razón y del sentido de nuestro vivir. Encuentre en Dios tu razón de vivir y el sentido de tu vida. No busque en el Reino de Dios otras cosas que no sea Dios, porque, muchas personas, están en Iglesia, pero aún están perdidas, vacías. Incluso se entusiasma con aquel primer encuentro que hicieran con el Señor, pero después la vida se convierte sin gusto y sin gracia.

Paramos en cosas accidentales, paramos en el defectos de las personas, paramos en las decepciones que tenemos con las personas y en las comparaciones humanas, cuando, en realidad, el tesoro es Jesús. Muchas veces, encontramos el tesoro, pero perdemos por causa de las vanidades, excesos, preocupaciones y situaciones no resueltas.

Quien resuelve, quien ilumina las situaciones todas de nuestra alma se llama Jesús. Encontremos Jesús en nuestra vida, dejemos ser encontrados por Dios, para que Su luz ilumine toda nuestra vida y todo lo que realizamos.

¡Que Dios sea el gran tesoro de nuestra vida!

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.