21 Jun 2019

Dios debe ser el tesoro de nuestra vida

“Junten tesoros y reservas en el Cielo, donde no hay polilla ni óxido para hacer estragos, y donde no hay ladrones para romper el muro y robar. Pues donde está tu tesoro, allí estará también tu corazón” (Mt 6, 20-21).

Se paramos para hacer una revisión de vida, vamos percibir que acumulamos muchas cosas. Mira como esta nuestro armario, nuestra cocina, nuestra casa. A veces, coleccionamos, guardamos cosas que nadie sabe para que sirve o quien va utilizar.

Personas del Evangelio no pueden ser personas del acumulo, pero sí personas que distribuyen, que tiene solo el esencial, el necesario. A veces, juntamos muchas cosas, aquí en la Tierra, y incluso muchas trazas. Vamos juntando desde la madre que colecciona paños de cocina, que nadie sabe cuando va utilizar, incluso aquel que colecciona muchas cosas, que ni cabe en tu habitación, ropas que guardamos, pero que nadie sabe quien va utilizar de tanta cantidad.

Cuando la persona muere, es una dificultad distribuir tantas cosas que esta persona junto. No acumulemos ni juntemos cosas.

El Evangelio de hoy, incluso, habla sobre tesoro. Tesoro es cuando la persona. De hecho, pone en los bienes materiales el sentido de toda tu vida, cuando la persona solo piensa en dinero, solo piensa en juntar y acumular.

El problema es la codicia, porque el ojo es la luz del cuerpo. Si tu mirada es codicioso, tu vas ser una persona codiciosa, va vivir de la codicia, de desear, de tener más, y nunca estará satisfecho con lo que tiene. Pero tu mirada es sano, tu cuerpo y toda tu vida va ser iluminada.

Si Dios es el tesoro de nuestra vida, podemos incluso tener otros tesoros aquí en la Tierra, pero sabremos usarlos de forma justa

Yo siempre priorice quien trabaja, quien hace tus económicas, quien junta su dinero para comprar su necesidad. Eso es muy bueno, es necesario, importante y fundamental.

No vamos ser aquellas personas sin juicio, porque no es eso que el Evangelio esta provocando en nosotros. Vamos ser personas juntas, que saben vivir a cada día. No vamos ser aquellas personas que simplemente cogen el dinero, ponen debajo del colchón y después no sirve para nada, porque, cuando muere, ¿lo que la persona lleva consigo?

De todo que acumulamos, vivamos la generosidad del distribuir, del compartir y de tener una vida correcta, justa, ordenada y organizada. Nada de acumulo que no sean necesario, nada de vivir la codicia, nada de poner el sentido de nuestra vida en los bienes materiales.

Donde esta tu tesoro, ahí esta también tu corazón. Si Dios es el tesoro de nuestra vida, podemos incluso tener otros tesoros aquí en la Tierra, pero sabremos usar de una forma justa, correcta y evangélica.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.