07 Apr 2021

Dejémonos iluminar por la luz de Cristo

“Mientras conversaban y discutían, Jesús en persona se les acercó y se puso a caminar con ellos, pero algo impedía que sus ojos lo reconocieran” (Lc 24, 15 -16).

Así como los discípulos de Emaús que caminaban y discutían por el camino. “¿Lo que ocurrió con el Señor?”, “¿Lo que ocurrió en nuestro medio?”, ¿Qué será de nosotros?”. Miramos para todas nuestras discusiones humanas, todas las discusiones que los discípulos de hoy hacen y promueven en la vida, en casa, en la convivencia social, en las redes sociales. Las discusiones son acaloradas, muchas incluso duras y sin sentido, y cuando se discute mucho es porque poca luz se tiene sobre las situaciones.

Los discípulos están en busca de luz, como nosotros estamos en busca de luz, pero es necesario decir que así como ellos caminaban, pero el corazón estaba oscurecido, especialmente, por no conocieren o no sumergieren en las Escrituras, en la profundidad de la Palabra de Dios ellos caminaban en medios a sus sentimientos humanos.

Muchas veces, los sentimientos mundanos se mezclan a los sentimientos humanos, y realmente las nubes oscuras cubren la mente y el corazón y no somos capaces de comprender la luz de Dios presente en nuestro medio.

Jesús caminaba con ellos, pero ellos no reconocieran que era el Señor. Es por eso que el Señor va de una forma catequética, pedagógica, llevando para paso a paso volver para la Palabra. Lo que dijo los profetas, lo que enseño los patriarcas y toda la dirección que las Sagradas Escrituras daba para Jesús.

No somos capaces de comprender la luz de Dios presente en nuestro medio

Necesitamos dejar que la Palabra de Dios nos ilumine, pero nos ilumine y nos guie para la persona de Jesús, dejar que las Sagradas Escrituras nos guía para el encuentro con Jesús vivo y resucitado.

Así con el corazón de los discípulos comenzó a arder cuando escuchaban el Señor, nuestro corazón duele, se va dilacerando con aquellas cuerdas que nos prenden para que el Cristo vivo en la Palabra ilumine las tinieblas de nuestro corazón.

Dejémonos iluminar por el Cristo que camina con nosotros, pues estamos discutiendo mucho y dejándonos iluminarnos poco. El Resucitado esta en nuestro medio y reconocemos a Él a partir del Pan y en las Sagradas Escrituras.

Celebremos su presencia en la Palabra y en la Eucaristía. Es Él que camina vivo, es Él que esta resucitado en nuestro medio.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.