28 Oct 2021

Dejémonos iluminar por la gracia de la escucha a Dios

“En esos días, Jesús se retiró a una montaña para orar, y pasó toda la noche en oración con Dios. Cuando se hizo de día, llamó a sus discípulos y eligió a doce de ellos, a los que dio el nombre de Apóstoles” (Lc 6, 12-13).

Hoy, estamos celebrando, con la gracia de Dios, dos de los Doce apóstoles de Jesús: San Simón y San Judas Tadeo. Y la primera cosa que la Palabra de Dios nos apunta es que eses hombres fueron elegidos no solo a dedo, como también en el corazón y en la oración.

Un hombre de Dios no hace elecciones solo de acuerdo con los criterios humanos, por el contrario, él se deja iluminar por la gracia de Dios, que da el discernimiento y apunta la dirección. A veces, tu vas decir: “Jesús rezó y, aún así, se equivoco porque eligió Judas”. ¡No! Por el contrario, mismo Dios mirando para nosotros y sabiendo que tenemos malas inclinaciones, Dios nos llama, Él nos eligio porque quiere darnos la oportunidad a cada día para convertirnos, para sernos mejores, para decir que aún tenemos oportunidad.

No hay gracia mayor para nuestro tiempo que la gracia de la escucha

Lee más y conozca:
.:¿Cómo hago para escuchar a Dios?
.:La importancia de escuchar a Dios

Cuando tu no crees que aún tienes oportunidad, te pierdes así como Judas se perdió, se iludio y se engaño, pero queremos celebrar hoy estos dos apóstoles que fueron fieles, pues la fidelidad es importante, aún con las debilidades, porque todos ellos tenían debilidades y pecados. Cuando miramos para nuestra vida, tenemos debilidades, limites y pecados, y Dios nos elige aún con eso para decir que mayor en nuestra vida es la gracia. Y caemos en desgracia cuando nos dejamos llevar por las inclinaciones de la gracia.

Apóstoles elegidos para estar con Jesús, para rezar con Él, para aprender a confiar en la gracia, para volvernos a sernos transformados por la gracia. Apóstoles elegidos por Jesús para escucharlo. Y, una vez que ellos escuchan Jesús, eran enviados por Él para anunciar en nombre del Señor. ¿Y cómo es que vamos hablar del Señor si no escuchamos el Señor? Muchos iban hasta Jesús para escuchar Su Palabra y ser curados de sus enfermedades.

Pienso que no hay gracia mayor para nuestro tiempo que la gracia de la escucha; vivimos en una sociedad sorda, vivimos en una sociedad con mucho ruido, y es por eso que nos perdemos tan fácilmente, es por eso que emocionalmente estamos tan enfermos porque vivimos con muchos ruidos. La gracia de escucharnos Jesús es la gracia de sernos curados de todos los tormentos mentales, espirituales y emocionales que posamos en los tiempos en que vivimos.

Dios nos quiere curados, pero la cura viene por la escucha, no es por el desespero, no es por el grito. Aprendamos a escuchar Jesús, esta es la primera conexión del discipulado, del apostolado de los seguidores de Jesús; y muchos se pierden por el camino, incluso en las confesiones de las propias emociones porque pierden la gracia de la escucha.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote da Comunidade Canção Nova, jornalista e colaborador do Portal Canção Nova.

https://www.facebook.com/pe.rogeraraujo/?fref=ts

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.