29 Aug 2018

Dejémonos corregir unos a otros

Dejémonos corregir unos a otros, no perdamos la cabeza ni nos dejemos conducir por el orgullo

“Porque Juan decía a Herodes: «No te está permitido tener la mujer de tu hermano.» Herodías lo aborrecía y quería matarlo, pero no podía”  (Marcos 6.18-19)

Hoy celebramos el martírio de San Juan Bautista. ¿Por qué fue martirizado San Juan Buatista? Porque fue el profeta que preparó los caminos del Señor, pero que también anunció los errores, los pecados, aquello que no era correcto.

El profeta es aquel que no se acostumbra con los errores del mundo. El profeta es el que presenta, en la caridad, la verdad al otro.

Herodía vivía en situación de adulterio, era la mujer del hermano de Herodes y odiaba a Juan el Bautista. ¿Por qué? Porque los corrigió. Muchas veces no nos gusta que nos corrijan. Muchas veces vivimos situaciones de errores y pecados en la vida, y Dios nos quiere corregir. Su Palabra nos quiere orienta, por eso, usa a los hermanos para corregirnos; sin embargo, nosotros en lugar de tener la humildad de acoger esa corrección, preferimos cerrarnos al odio, al resentimiento, en la amargura, y eliminar de nuestra vida a quien nos hace cualquier corrección. Este, en verdad, fue el gran error de Herodías y Herodes. A esa situación, juntamos también a la hija de Herodías, quien baila para agradar a Herodes y mandar a decapitar a Juan.

Si Juan perdió su cabeza, fue porque intentó hacer entrar en razón a quien ya había perdido la cabeza. No perdamos el sano juicio, dejémonos ser corregidos por Dios, por su Palabra y profecía, por los profetas y los hermanos, los cuales, muchas veces, nos hablan en nombre de Dios, para que no perdamos el camino ni la dirección.

Hijos, déjense corregir por sus padres. ¡No pierdan la cabeza! Maridos, déjense corregir por sus esposas. Esposas, déjense corregir por sus maridos. Hermanos, dejémonos corregir unos a otros, no perdamos la cabeza ni nos dejemos conducir por el orgullo, por este nos lleva al odio y a la rabia hacia quien, muchas veces, quiere nuestro bien, pero no nos puede corregir, porque no aceptamos de ninguna forma la corrección fraterna.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.