03 Oct 2020

Contemplamos la presencia de Dios en nuestro medio

“Después, volviéndose hacia sus discípulos, Jesús les dijo a ellos solos: ¡Felices los ojos que ven lo que ustedes ven! ¡Les aseguro que muchos profetas y reyes quisieron ver lo que ustedes ven y no lo vieron, oír lo que ustedes oyen y no lo oyeron!” (Lc 10, 23-24).

Si Jesús declaro que Sus discípulos eran felices, y Él esta nos declarando que tenemos la felicidad de ver lo que vemos y de escuchar lo que escuchamos, es una pena no abrirnos los ojos para ver esta presencia de Dios en nuestro medio.

Muchos, en la época de Jesús, teniendo entre ellos, cerraran para la gracia, no abrirán los ojos para la fe, por eso, no podemos permanecer con los ojos cerrados y vedados como ciegos. Porque, a veces, estamos en aquella de solo ver problemas, solo ver oscuridad, dificultades, solo ver las crisis, los defectos de las personas. Los ojos son las luz del cuerpo y de la vida, lo que entra por los ojos nos ilumina o nos deja en la oscuridad de la vida, por eso, necesitamos ser cada vez más personas contemplativas.

La arte de la contemplación es la gracia de ver con el corazón y con la mirada de la fe la presencia amorosa de Dios en nuestro medio. Contemplamos con los ojos de la fe, mismo en medios las probaciones, tentaciones y dificultades. Nosotros podemos, debemos y necesitamos buscar ver que Dios esta en nuestro medio.

Es importante salir de todas las ansiedades de la vida para contemplar la presencia de Dios en nuestro medio

Hay personas que no ve las soluciones para los problemas porque solo ve los problemas. Hay personas que no ve la gracia de Dios actuando porque no mira con la mirada de la fe; queda en la ilusión, en la oscuridad, para en la tempestad, en la dificultad, se entrega a la temeridad y no se abre para la verdad.

Miremos para el señor. Como es importante parar, salir de la ansiedad, del ruido, de las contrariedades, de las dificultades y de estas ansiedades todas de la vida para contemplar la presencia de Dios en nuestro medio.

Contemple Jesús presente en el Sagrario, en el Sacramento de la Eucaristía; contemple la presencia de Jesús en la Palabra, contemple la presencia de Jesús crucificado en cada crucifijo que tenemos en nuestras Iglesias, en nuestras casas, contemple la presencia de Jesús en el silencio, contemple Jesús en las montañas y en la naturaleza.

La medida en que abres para contemplar, para adorar y para volver enteramente a Dio, Él nos va purificando, va purificando la mirada, los oídos y vamos poder decir: “Dios esta realmente trayendo a mí Su Palabra”.

Muchas veces, no escuchamos Dios hablarnos, no escuchamos Él guiarnos, no escuchamos las cosas de Dios ocurriendo. Abramos nuestros oídos para la contemplación porque seremos felices en ver Dios en nuestro medio, felices en escuchar Su Palabra viva en nuestro medio.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.