19 Oct 2018

Combatamos la hipocresía que esta en nosotros

Combate la hipocresía que esta en nosotros es el mejor remedio y testimonio que podemos dar para la transformación de este mundo

“Cuídense de la levadura de los fariseos, que es la hipocresía. No hay nada oculto que no deba ser revelado, ni nada secreto que no deba ser conocido” (Lc 12, 1-2).

Los fariseos, tenían un problema: ellos vivían de apariencias. Vivimos en una sociedad que tiene el mismo problema, es la sociedad de las apariencias, donde todo aparenta ser una cosa, donde todo es bello.

Mire las propagandas, las imágenes en la televisión, mire las fotos que las personas ponen en las redes sociales, todo el mundo quiere aparentar una cosa. Mire las caricaturas del mundo político, lo que ellos realizan allá es lo que se realiza en la sociedad.

Para la sociedad de las apariencias, lo que importan son las mascaras. No vivimos el carnaval solo en la apoca del carnaval, la vida está marcada por un constante carnaval donde un fervor de animosidad toma cuenta de los corazones, y cada uno utiliza la mascara más conveniente para cada situación o para donde piensa se dar bien. La sociedad de la conveniencia se junta a la sociedad de las apariencias, y formamos una sociedad hipócrita.

Necesitamos huir, pero también combatir, especialmente nosotros, porque todos nosotros sufrimos terriblemente la tentación de querer estar mejor para los demás. Y “estar mejor” es aparentar ser mejor, saber más, tener más y así por delante. Queremos aparentar lo que no somos, lo que no sabemos; queremos vivir como si todo estuviera muy bien, cuando muchas cosas no están bien dentro de nosotros.

Es necesario tener calma, silenciar el alma, y nuestro interior, salir de los combates, de las peleas, de las competiciones, incluso en el mundo virtual, en el mundo de las redes sociales, y volvernos para nosotros y para nuestro interior. Combatir la hipocresía que está en nosotros es lo mejor remedio y el mejor testimonio que podemos dar para la transformación de este mundo.

Cuando nos renovamos, cuando buscamos cosas autenticas, no tragamos la hipocresía del mundo. Es verdad que lo que es aparente le gusta lo que es aparente, aquello que es falso atrae lo que es falso, la mentira atrae la mentira. ¡Entonces, vivamos la verdad! Y no me refiero a la verdad de aquello que cree que es verdad, me refiero a la verdad acerca de mí, de ti, a la verdad que libera del pecado, de las apariencias, de los errores, de los engaños y de las ilusiones.

Vivamos en nosotros el Espíritu de la Verdad, para que la levadura del fariseo no cuide de nosotros.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.