06 Mar 2019

Con toda la intensidad de nuestra alma, volvamos para el Señor

Que este Tiempo Cuaresmal abra las puertas de nuestro corazón, para que en ella la gracia del Señor

“Pero aún ahora ?oráculo del Señor? vuelvan a mí de todo corazón, con ayuno, llantos y lamentos. Desgarren su corazón y no sus vestiduras, y vuelvan al Señor, su Dios, porque él es bondadoso y compasivo, lento para la ira y rico en fidelidad, y se arrepiente de tus amenazas” (Jl 2, 12-13).

comencemos, hoy, con el Miércoles de Cenizas, el tiempo de la gracia, el Tiempo Cuaresmal. Y la Palabra de Dios nos hace una invitación muy explicito, nos invita a volver para el Señor, nuestro Dios. Y, nos volvernos para el Señor, es volver enteros para Él. Podemos incluso decir: “Yo nunca me he apartado del Señor”, pero no esta entero en Él, no esta sumergido en Él.

Ahora es el tiempo favorable, ahora es el tiempo de la gracia. Es el momento y el tiempo de Dios realizar, en nuestro corazón, la conversión de que tanto necesitamos. Sea el pecador que esta lejos; sea de quien se siente menos pecador y un poco más santo; siempre existen reparos a ser hechos en nuestra vida y en nuestra espiritualidad.

“Desgarren su corazón”

Primero, lo que orienta la Palabra: “Desgarren su corazón y no sus vestiduras”. El pueblo, muchas veces, desgarran sus vestiduras, caminan incluso sin ellas, como caminan en estos días todos de carnaval. Pero lo importante no es eso, el importante es el corazón abierto, desgarrado, para que allí, la gracia de Dios pueda ocurrir.

“Vuelva para mí, con ayunos y lagrimas”, tanto una cosa como la otra son importantes. Las lagrimas del arrepentimiento, alguien ya dijo que no sean “lagrimas crocodilo” pero que sean lagrimas de sinceridad, de contrición, de tomada de consciencia.

Por eso, este tiempo de la gracia necesita ser vivido en la intensidad del significado que tiene para nuestra conversión. No podemos dejar la penitencia, es decir, reparar los males de la vida para comprender la dirección a la cual nuestra vida puede volver a caminar.

Que este Tiempo Cuaresmal abra las puertas de nuestro corazón, para que en ella la gracia de Dios puede entrar. Y, con toda la intensidad de nuestra alma, volvemos para el Señor, porque Él quiere conducirnos en este Tiempo de la gracia. ¡Una buena Cuaresma para todos nosotros!

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.