28 Dec 2020

Clamemos a Dios por nuestros niños

“Herodes se enojó muchísimo cuando se dio cuenta de que los Magos lo habían engañado, y fijándose en la fecha que ellos le habían dicho, ordenó matar a todos los niños menores de dos años que había en Belén y sus alrededores” (Mt 2, 16).

En las celebraciones de Navidad del Señor, Jesús nos guía para reflexionarnos sobre el valor y el significado único de la vida humana, que es tan sagrada para Dios. Es tan sagrada que Él asume la vida humana, Él asume y viene rescatar la vida humana de todos los contravalores que atentan contra a vida. No fue bien recibido por todos, tentaran mata a Él, quitar Su vida desde el momento de Su nacimiento. José fue guiado por Dios y, con María, ha huido para el Egipto, para que este niño quedase fuera de la muerte, porque Herodes quería matar el niño. Y para que Jesús no quedase fuera de esta muerte, Herodes mando matar todos los niños alrededor, para que Jesús fuera encontrado y pudiera morir también.

Para algunos, la Palabra de Dios es una amenaza, par4a otros, la Palabra de Dios es una inseguridad, para muchos la Palabra es un verdadero incómodo. De una forma o de otra, van tentando eliminar, condenar, quitar la Palabra de Dios de nuestro medio.

Es necesario reflexionar el sentido de la vida, para quitar de la boca de Herodes de nuestros tiempos la vida de muchos niños inocentes

Jesús Palabra Viva es la Palabra que nos salva, pero Jesús Palabra Viva vive en cada vida humana. Así como Su nacimiento represento vida, pero las amenazas a la vida, los “Herodes de la vida” perseguirán y matarán niños inocentes. Hoy, niños inocentes están siendo muertas por causa del aborto, por causa del hambre, de la miseria; niños están muriendo en la prostitución, en la perdida del sentido de la vida; niños están muriendo en el seno de casas y familias.

Toda vez que un niño es violada, agredida, a la muerte esta imperando allí. Celebrar, hoy, los Santos Inocentes es innovar la protección de Dios y, al mismo tiempo, el clamor por la vida de nuestros niños, desde las que están en el vientre de sus madres aquellas que nacieran y son una amenaza para vivir.

No celebramos la Navidad de Jesús solo mirando las harturas de nuestras mesas, celebramos la vida y el nacimiento de Jesús sabiendo que la Navidad para muchos aún es tristeza, amenaza y desgracia. La Navidad para muchos aún no es vida, por eso, hoy es necesario, más que nunca, reflexionar el sentido de la vida para quitarnos de la boca de los Herodes de nuestros tiempos la vida de muchos niños inocentes.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.