02 Apr 2020

Las Palabras del Señor nos traen la vida eterna

“Les aseguro que el que es fiel a mi palabra, no morirá jamás” (Jn 8, 51)

¿Por que no veremos la muerte se guardamos la Palabra del Señor? Porque el Señor tiene palabras de vida, Sus palabras nos traen la vida, resucitan nuestra vida y nos dan la vida plena.

Sé que la muerte nos asusta, nos causa miedo e inseguridades. Cuando vemos la noticia de que alguien murió, una tristeza toma cuenta de nosotros, un vació invade nuestra alma. Cuando vemos la muerte de alguien querido llamando a nuestra puerta, nosotros tenemos miedo, perdemos el eje y la dirección del vivir.

Cuando no encontramos el sentido de la muerte, encontramos muchos vacíos en el alma por las personas que fueron, por nuestra verdad que tendremos de ir también. Pero la pregunta es: “¿Ir para donde?” Ir para la vida porque quien esta en Dios no va para la muerte, no conoce la muerte. Quien esta en Dios, quien permanece en la Palabra de Él, ella trae la vida a cada día para nuestra propia vida.

Esta es la primera muerte que tenemos que vencer y permitir que Dios pueda vencer en nosotros: la muerte del desanimo, del desespero, del miedo, del pánico, de la preocupaciones exageradas; la muerte de las emociones enfermas que toman cuenta de nosotros.

Las Palabras del Señor nos traen la vida, resucitan nuestra vida y nos dan la vida plena

Necesitamos morir a cada día y dejar morir (con fuerza) todo y cualquier resentimiento, tristeza, porque ellos tirar nuestra vida para la muerte, quitan el sabor de nuestra vida y de nuestra existencia.

Cuando se habla en investir en vida, y vida en calidad, algunos piensan solo en el sentido material y de vivir más. Vivir es mucho más que eso, vivir es dar sentido, gusto y razón para la vida.

Nadie puede vender la eternidad para nosotros, los hombres pueden incluso intentar, pero la eternidad es Dios en nosotros, porque solo Él es eterno.

Cuando estamos en Dios, no experimentamos la muerte, experimentamos morir en nosotros en lo que nos quita la muerte; experimentamos morir para el mundo; experimentamos morir para los placeres y atracciones del mundo; y cuanto más morimos para este mundo, más la vida de Dios esta en nosotros.

Quisiera apedrear Jesús porque Él trajo la vida, predico la vida y la trajo aquellos que no tenían vida. Pero Jesús no se intimido porque Él vino para que todos tengan la vida en abundancia.

Abramos nuestro corazón y todo nuestro ser para que Jesús nos traga la vida y de sentido a ella cada día de nuestra existencia.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.