17 Apr 2020

Las confusiones aniquilan nuestro corazón

“Al amanecer, Jesús estaba en la orilla, aunque los discípulos no sabían que era él” (Jn 21, 4)

Jesús esta en nuestro medio, pero no sabemos quien Él es, no sabemos donde Él esta, no reconocemos a Él.

Los discípulos de otrora también no reconocieran a Él, no sabían que era Él. ¿Por que ellos no sabían que era Él? Porque estaban confusos, estaban mezclando los sentimientos de fe, inseguridades, miedo y pavor.

Cuando todo esta confuso no reconocemos ni unos a otros, muchas veces, no reconocemos ni quien esta en nuestra casa. A veces, el padre no reconoce el hijo, el hijo no reconoce el padre, el marido no reconoce la esposa; no reconocemos ni a nosotros mismos.

Cuando la confusión toma cuenta de nosotros, nuestra visión interior es bloqueada, vamos convirtiendo ciegos y no conseguimos ver la realidad como ella es. Y si dejamos esta confusión crecer, de hecho, la miopía se va convirtiendo una realidad en nuestra vida, que estamos buscando por todo los lados lo que esta delante de nosotros. Entienda: es el corazón que esta confuso y el alma dividida.

Somos personas fragmentadas con las confusiones de los tiempos, somos personas divididas con las varias ocupaciones que la vida nos tira. Aún cuando tenemos la oportunidad para recogernos y volver para dentro de nosotros, no conseguimos, porque queremos hacer muchas cosas al mismo tiempo y seguir las inquietudes del alma, de la cabeza y del corazón.

No podemos seguir con el corazón confuso, lleno de inquietudes y perturbaciones

Es una mano que no quitamos del teléfono móvil y otra no tiramos del mando a distancia; es la cabeza que va para un lado y el corazón que parte para otro… Todas estas confusiones aniquilan el alma y el corazón. ¿Y dónde esta Jesús? Intentando acalmar y purificar todas las confusiones que están dentro de nosotros.

Calma tu corazón, purifique tu alma, permita que Jesús hable contigo. De ordenes para tu vida encontrar el sentido y la razón de vivir, porque estamos lanzando nuestras redes para todo los lados. En el desespero y en el impulso de los acontecimientos, lanzamos la rede para allá y para aquí, quedamos hasta en la rede de internet y no buscamos lo que encontramos.

Es necesario escuchar la voz de Jesús y lanzar la rede en la dirección que Él nos envía. Jesús dijo: “Lanza la red a la derecha de la barca y allí encontraras”. ¿Dónde esta a la derecha? ¿Dónde esta al lado correcto? Esta en escuchar, obedecer y escucharnos a Jesús.

Podemos tener la seguridad de que tendremos pescas abundantes, nuestro corazón tendrá la paz abundante para dar, distribuir y sembrar en todos los lados. No podemos seguir con el corazón confuso, lleno de inquietudes y perturbaciones que no permiten encontrar la dirección de la vida.

Purifique de aquello que nos aniquila, quita nuestra paz interior y nos trae la perturbación para que podamos escuchar a Jesús que quiere dar la dirección de vivir.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.